Investigado un vecino de la Merindad de Sangüesa por cazar una hembra de corzo en tiempo de veda

PAMPLONA, 27 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Foral adscritos al Grupo de Investigación Medioambiental han imputado un delito de furtivismo a un hombre de la Merindad de Sangüesa que presuntamente cazó al rececho una hembra de corzo (Capreolus Capreolus) en tiempo de veda. Los hechos se produjeron en Lizoáin Arriasgoiti.

Una vez identificado el presunto cazador furtivo, se le comunicó que sería investigado penalmente, ya que el Tribunal Supremo estableció en 2020 que la caza en períodos de veda constituía delito contra la fauna al tratarse de una conducta que pone en peligro la biodiversidad como bien jurídico protegido, según ha informado la Policía Foral.

El Código Penal -dentro de los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos- castiga con multa de ocho a doce meses e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a cazar o pescar por tiempo de dos a cinco años al que cace o pesque especies no protegidas cuando esté expresamente prohibido por las normas específicas sobre su caza o pesca.

Las diligencias propias del atestado han sido remitidas al Juzgado de Aoiz y a la Fiscalía de Medio Ambiente.

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.