Volkswagen Navarra dejará de producir el Polo en 2024 y hasta mediados de 2026 la planta vivirá semanas «irregulares»

PAMPLONA, 28 (EUROPA PRESS)

La planta de Volkswagen Navarra cesará de producir el Polo en 2024, por lo que, según ha informado el comité de empresa de la planta de Landaben, «a partir del primer tercio del 2024 y hasta mediados del 2026, viviremos semanas muy irregulares combinadas con periodos amplios de parada, concentrándose sobre todo en 2025 y 2026 por el efecto de la Euro 7 y el lanzamiento del coche eléctrico».

Según el comité, «paradójicamente se generará un aumento de las necesidades del personal técnico en estos años e incluso se acrecentará si finalmente se instala en Volkswagen Navarra la fábrica de baterías, necesidades que luego disminuirían».

El comité de empresa ha explicado que ha recibido este martes mucha información sobre la planificación de fábrica para los próximos 4 años y sobre la ocupación de la plantilla, una planificación que ha calificado de «preocupante». «Estos escenarios no dejan de ser previsiones que pueden ser cambiantes, aunque desde noviembre a esta parte la tendencia se ha mantenido a la baja», ha dicho.

Según ha detallado, hay tres aspectos básicos que justifican el escenario en la planta entre 2024 y 2027. «El primero es el final de la producción del Polo, el segundo el impacto que suponga la entrada de la normativa Euro 7 pendiente de aprobación en Bruselas y, por último, el lanzamiento del coche eléctrico», ha expuesto, para añadir que hay que afrontar la situación desde «la prudencia y la cautela de los factores que la provocan, que podrían cambiar al alza o a la baja».

Ha detallado que la previsión para 2024 es de 250.000 coches. Es el año en que cesa la producción del Polo en VW Navarra, «lo que provoca que solo haremos Taigo y T-Cross, insuficiente para llenar capacidad diaria, dada la imposibilidad de hacer más unidades de estos modelos por capacidad contratada de los proveedores», ha expuesto el comité.

Según se ha precisado, el Polo se deja de fabricar en Pamplona porque «es necesario ganar capacidad en chapa para el modelo eléctrico, siendo este modelo el elegido por temas de margen de beneficios como se explicó en la presentación de la cuenta de resultados». «Esto conlleva un año con muchos días de inactividad y periodos de parada amplios sin definir, incluso semanas de menos de 5 días de actividad», ha añadido.

En el año 2025, está previsto que entre en vigor la normativa Euro 7, «que en función de las restricciones que conlleve, puede obligar a más o menos modificaciones en nuestros motores de combustión», ha explicado, para añadir que «la previsión es que por esta circunstancia, la producción en el segundo semestre se desplome». La previsión es de 150.000 coches.

Según ha agregado, «se concentran durante este año periodos de parada aún más amplios, con semanas de 2 o 3 días de inactividad y sólo dos turnos de producción».

En el año 2026, la previsión de producción es de 200.000 coches y «mejora» en cierta manera la situación por el aumento de coches eléctricos a fabricar. Ese año comienza la curva de lanzamiento del coche eléctrico, el modelo Skoda antes del verano y el Volkswagen tras él. También en 2026 «continúan los periodos amplios de parada lo que se ha denominado ‘bañera’, que es ese hueco que se genera entre los años 2025 y 2026». Y ya en 2027, la previsión es de 300.000 coches.

UGT de Volkswagen Navarra ha calificado esta información como «preocupante a la vez que impactante». «Nuestra primera línea de seguridad a remarcar ha sido, ante tal panorama, la ocupación de la plantilla y la garantía de empleo», ha manifestado.

Según ha dicho, «por más que desde este sindicato se haya advertido de los riesgos y la necesidad de afrontar esta transición, llegado este momento y dado que no tenemos nada acordado para afrontar que no tenemos trabajo para el 50% de la plantilla durante casi año y medio, es hora de acordar los mecanismos para garantizar el empleo actual de VW Navarra, garantizar la empleabilidad de la planta, garantizar el volumen y la capacidad instalada dado su efecto multiplicador en nuestros proveedores».

UGT ha añadido que no aceptarán quedarse «con una fábrica de 300.000 coches porque nos hemos ganado tener máxima capacidad, de en torno a 350.000 coches». «Todo esto es lo que venimos reclamando desde que salimos públicamente un 18 de marzo de 2021 en lo que denominamos un Pacto por el Futuro y que hoy coge más relevancia que nunca, porque hoy se ha escenificado lo que se preveía», ha aseverado.

Ha añadido el sindicato que desde la dirección de la fábrica se ha trasladado que «Volkswagen Navarra tiene futuro, pero debemos acordar el tránsito para alcanzarlo».

Publicidad

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.