El Valle de Odieta critica “el continuo acoso que sufre un proyecto ganadero sostenible y generador de empleo”

Rutal de bokata

La cooperativa agropecuaria Valle de Odieta de Caparroso ha manifestado su “total desacuerdo” con las declaraciones del representante de Greenpeace Luis Ferreirim en el Parlamento foral y ha lamentado “el continuo acoso que sufre un proyecto ganadero modelo, navarro, sostenible y generador de empleo no deslocalizable”.

En un comunicado, Valle de Odieta ha asegurado que “cuenta con un plan riguroso de bioseguridad elaborado por el doctor Joaquim Baucells, profesor asociado en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona y de reconocido prestigio internacional”. Además, la explotación de Caparroso “cuenta con el certificado AENOR de bienestar animal”.

“La certificación AENOR Conform es la única en España que puede garantizar los requisitos establecidos en Welfare Quality, un proyecto europeo que evalúa y controla la calidad del bienestar animal en granjas”, ha afirmado.

En cuanto a los purines, la empresa ha indicado que “se gestionan en la planta de biogás de HTN, evitando las emisiones de metano y transformándolos en energía eléctrica renovable, tal y como recomienda la Unión Europea”.

En este sentido, Valle de Odieta ha afirmado que está “entre el 1% de las granjas en España que llevan a cabo esta gestión integral, sostenible y medioambientalmente responsable de sus residuos”.

“Todo esto sin olvidar, que la biogranja tiene paneles solares para generar el doble de energía de la que utiliza, y que la producción de forrajes es 100% local, como también lo es gran parte de los piensos consumidos”, ha agregado.

Respecto a las críticas de Greenpeace de “uso indiscriminado de antibióticos”, Valle de Odieta ha afirmado que se realizan “sin fundamento alguno” y ha señalado que “su uso está prohibido en ganadería de vacuno, salvo prescripción veterinaria”.

También ha rechazado las acusaciones de “hacinamiento”, “debido a la muy baja densidad de animales por m2 y la amplitud de las instalaciones (500.000 m2)”. Y ha asegurado, además, que “tanto el Seprona de la Guardia Civil como la Confederación Hidrográfica del Ebro han señalado la inexistencia de vertidos al río”.

Asimismo, ha señalado que ha realizado “muestreos con notario y laboratorios acreditados para estudiar las aguas subterráneas, sin haber hallado afectación alguna”.

Finalmente, Valle de Odieta ha afirmado que la explotación de Caparroso es “una iniciativa ganadera láctea promovida por una cooperativa familiar, con más de 40 años de experiencia, fundamentada en satisfacer necesidades actuales sin comprometer las generaciones futuras, garantizando un equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social y animal”.

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.