Un proyecto de la Universidad de Navarra sobre hábitos culinarios en familia, premiado por Cookpad

PAMPLONA, 31 (EUROPA PRESS)

Un proyecto de la Universidad de Navarra sobre hábitos culinarios en familia ha ganado el premio ‘Research Idea Contest’ convocado por Cookpad, la mayor plataforma del mundo para compartir ideas de recetas y consejos de cocina. El trabajo galardonado, único español entre los cuatro premiados, ha sido elaborado por el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina Miguel Ruiz-Canela.

Este reconocimiento permitirá al equipo del profesor el acceso, de forma privilegiada, a la sección de la base de datos de la ‘Gallup World Poll’ (encuesta mundial realizada por Gallup sobre temas sociales de relevancia) dedicada a analizar los hábitos de cocina casera en una muestra representativa de más de 140 países y territorios, con el fin de desarrollar una investigación más amplia sobre los factores que determinan los hábitos culinarios en familia, y cuyos resultados se traducirán en varias publicaciones científicas, según ha explicado la Universidad de Navarra en un comunicado.

Desde 2018, Cookpad y Gallup colaboran en la elaboración de ‘World Cooking Index’, con el cual el equipo premiado también podrá trabajar. Se trata del primer informe en el mundo que analiza los hábitos culinarios del planeta comparando la frecuencia con la que se cocina en los hogares, con respecto a una serie de variables clave, como la ubicación geográfica, el género, los ingresos y la zona de residencia, entre otras.

«Tener acceso a toda esa información es una oportunidad única para conocer los factores que determinan si se cocina o no en los hogares con hijos menores de 15 años y en una muestra de población mundial», ha afirmado el profesor Ruiz-Canela respecto a este premio, que también tiene una dotación económica de 5.000 euros para el equipo investigador.

«Queremos centrar la investigación en las causas sociales, laborales, económicas y de estilo de vida que pueden determinar si se cocina o no en el hogar, a través de cuatro objetivos específicos: primero, identificar los predictores sociales para una baja frecuencia de consumo de comida casera (al menos 3 días a la semana); segundo, elaboración de alimentos cocinados en casa; tercero, comparar las diferencias en la frecuencia de comer alimentos cocinados en casa según el número de hijos; y cuarto, evaluar si existen diferencias sobre la frecuencia de quién cocina la comida en casa en función del número de hijos», ha enunciado el también investigador del CIBEROBN.

Según ha manifestado, «el ‘World Cooking Index’ y el ‘Gallup World Poll’ a los que tendrá acceso el equipo de la Universidad de Navarra contienen datos sociales, culturales y económicos recolectados por ambas entidades, y podrían ayudar a llenar un vacío en la investigación que nos proporcionará una mejor comprensión de las barreras y desafíos a los que se enfrentan las familias con niños pequeños en todo el mundo, cuando se trata de cocinar en casa». «Por ejemplo, el coste de los alimentos saludables, las preferencias de cada miembro de la familia o la falta de habilidades y confianza de los padres/tutores para preparar la comida y hacerla más sana», ha añadido.

El profesor, también investigador principal del estudio PREDIMAR (Prevención de Arritmias con Dieta Mediterránea), ha explicado que «todo este trabajo se enmarcará en la línea de investigación de medicina y nutrición culinaria». «En concreto, nos servirá para asentar las bases de ‘N-chefs’, un proyecto de intervención culinaria-nutricional para familias que tiene el objetivo de reducir el riesgo de obesidad y aumentar la adhesión a una dieta saludable y sostenible», ha señalado. ‘N-chefs’ está en marcha en Madrid, con apoyo de Madrid Salud, y en Alicante, en colaboración con las profesoras Ana Zaragoza, Miriam Sánchez e Iciar Martín, de la Universidad de Alicante.

Por su parte, la doctora Leticia Goñi, miembro del equipo de investigación, ha afirmado que «la promoción de la salud se basa en facilitar la elección de un estilo de vida saludable, una elección que está determinada en gran medida por el entorno que nos rodea». «Por un lado, hay pruebas de que los comportamientos alimentarios están fuertemente influenciados por factores demográficos y geográficos. Por otro lado, la familia es el entorno más cercano que influye en nuestro comportamiento, especialmente durante los primeros años de vida. Por esta razón, una perspectiva de salud pública centrada en la familia es muy importante para la promoción de estilos de vida saludables», ha asegurado.

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.