Un informe encargado por el Ayuntamiento de Sangüesa dice que la ladera derecha de Yesa es “inestable” y “se mueve”

Publicidad

Así lo han expuesto en sesión de trabajo en comisión parlamentaria Tomás Morales, de la UPV, y Valentín Ibarra, de Ingeotic -empresa que ha elaborado el estudio-, que han explicado el informe, junto a la alcaldesa de Sangüesa, Lucía Echegoyen

Un informe encargado por el Ayuntamiento de Sangüesa sobre la estabilidad y evaluación de la seguridad de la ladera derecha del embalse de Yesa indica que dicha ladera es “inestable” según el último registro de enero de 2020 y que “toda la ladera se mueve en todos los perfiles”. Según añade el informe, “sin tener la seguridad de que la ladera está estabilizada y haya un control de registros, sería una temeridad llenar el embalse”.

Así lo han expuesto en sesión de trabajo en comisión parlamentaria Tomás Morales, de la UPV, y Valentín Ibarra, de Ingeotic -empresa que ha elaborado el estudio-, que han explicado el informe, junto a la alcaldesa de Sangüesa, Lucía Echegoyen.

En su intervención, Echegoyen ha mostrado su “preocupación” en torno a la ladera derecha del embalse de Yesa y ha precisado que “este Ayuntamiento contrató la asistencia técnica para que realizara una interpretación comprensible de las conclusiones” del informe de Geoconsult, adjudicado en 2018 por el Gobierno foral.

“Creemos que el debate que procede no es otro que el técnico”, ha dicho, para señalar que “nuestro deber es pedir y exigir por nuestra seguridad, no obviando las directrices técnicas ni las señales de la naturaleza”. “No vamos a parar, no podemos frenar nuestro intento de que todo se haga con total garantía”, ha aseverado la alcaldesa.

Por su parte, Morales ha señalado que actuaciones que están desestabilizando la ladera son “la acción humana, el llenado y vaciado de la presa y la sismicidad” y ha señalado que actualmente, con datos de enero de 2020, “la parte de la ladera encima del Deslizamiento del Inglés tuvo movimiento muy superior a la que había habido antes”. “La ladera está ahora mismo en estado activo, inestable, se está moviendo”, ha afirmado.

Según ha insistido, “la ladera está inestable” y “se mueve en todos los perfiles”. “La situación en enero de 2020 es que prácticamente toda la ladera se está moviendo”, ha incidido, para comentar “cómo va a estar en equilibrio si se está moviendo”.

Valentín Ibarra ha manifestado que “las presas construidas en laderas inestables tienen mayor riesgo y en este caso las consecuencias de una rotura de la presa pueden ser catastróficas”. Según ha dicho, “existen muchas dudas razonables de la efectividad de las actuaciones que se están haciendo”. “La seguridad parece difícil que se vaya a conseguir”, ha comentado.

Ha recomendado instalar instrumentos de auscultación, “no hay ningún registro en continuo que nos permita saber el comportamiento de la ladera ante seísmos o agua”. “Estos instrumentos son tecnología conocida y esos datos serían fundamentales para preparar una evacuación porque habría poco tiempo para hacer evacuación de la localidad”, ha expuesto.

A su juicio, “serían claves aparatos de control de la ladera para que se hagan alertas y haya más tiempo de respuesta”. “Sin tener la seguridad de la ladera estabilizada y un control de la ladera, desde mi punto de vista sería una temeridad que fuera llenado el embalse”, ha afirmado.

En el turno de los grupos, el socialista Jorge Aguirre ha señalado que “apostamos por las medidas de seguridad que vayan surgiendo” y ha destacado el informe de la empresa Geoconsult, que decía que la ladera está “en equilibrio” y “nos permitía trasladar certidumbre y tranquilidad”. “Los responsables políticos deben estar trasladando certidumbre y tranquilidad a la ciudadanía”, ha dicho.

El parlamentario de Geroa Bai Pablo Azcona ha indicado que “nos preocupa la seguridad”. “En la legislatura pasada hubo un consenso para constituir el grupo de trabajo interinstitucional del Gobierno foral que dio como resultado el estudio de Geoconsult”, ha dicho, para comentar que “ya se ponían las dudas sobre la mesa respecto a la obra”. Ha señalado que hay tener en cuenta las conclusiones de este informe encargado por Sangüesa. “Instamos a repasar las recomendaciones del pleno del Ayuntamiento de la localidad”, ha dicho.

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz ha manifestado que “nos preocupa” la situación y ha señalado que comparten la conclusión fundamental del estudio de Ingeotic y el acuerdo del Ayuntamiento de Sangüesa “de que se abandone la idea el llenado del embalse y no superar la cuota de la presa de hormigón”.

La parlamentaria de Navarra Suma Yolanda Ibáñez ha indicado que estudiarán este informe, “igual que hicimos con el de Geoconsult y que decía que la ladera está en equilibrio”. “Parece ser que estas conclusiones no gustaron porque se decide encargar otro nuevo estudio”, ha apuntado, para señalar que “en este tema debe prevalecer la seguridad”.

Finalmente, Marisa de Simón, de I-E, ha preguntado “si el llenado va a estabilizar más la presa y la ladera o no” y ha señalado que “hay que actuar con muchísimo rigor”. “Hay que tener bien claro si el recrecimiento va a suponer seguridad e inseguridad”, ha comentado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.