Un documental recoge los 30 años de trabajo de la coordinadora ‘Gesto por la Paz’ en Navarra y Euskadi

Patrocinado por el Gobierno foral, concursa en el Festival de Cine de San Sebastián, donde se exhibirá el 17 de septiembre

PAMPLONA, 1 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Comunicación y Relaciones Institucionales, patrocinará el documental ‘Gesto’, que recoge los 30 años de trabajo pacifista desarrollado en Navarra y Euskadi por la coordinadora Gesto por la Paz.

Así se ha acordado durante la reunión mantenida recientemente en el Palacio de Navarra entre el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, y dos de los fundadores de Gesto por la Paz y promotores del documental, Isabel Urkijo y Javier Alcalde.

En el encuentro también han participado el director general de Comunicación y Relaciones Institucionales, Miguel Moreno, y el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Martín Zabalza.

Según ha informado el Ejecutivo foral en nota de prensa, la película concursa en el Festival de Cine de San Sebastián, donde se exhibirá el próximo 17 de septiembre. Está producida por la Asociación ‘Gogoan, por una memoria digna’ y dirigida por Xuban Intxausti, con música original de Fernando Velázquez.

‘Gesto’ realiza un recorrido por la memoria del pacifismo que durante 30 años la coordinadora Gesto por la Paz ha desarrollado «trabajando por la paz y en contra de la violencia» en Navarra y Euskadi.

En la cinta, se entiende la memoria como «una forma de acercarse a la verdad» y como una «valoración positiva del papel que realizó la coordinadora para activar la conciencia ciudadana frente a la violencia en un momento difícil».

Además, en el documental se recogen los principios y las actuaciones que dieron forma «a esa genuina construcción colectiva que fue Gesto por la Paz», que se creó «gracias a las motivaciones y las inquietudes de los miembros que componían la organización pacifista».

Así, ese trabajo se va relatando a través de imágenes del pasado y de intervenciones, invitando al público a descubrir lo que fue Gesto por la Paz y la vigencia de su esencia.

COORDINADORA GESTO POR LA PAZ

La coordinadora Gesto por la Paz fue una organización que trabajó, desde 1985 hasta 2013, «por la paz y el respeto de los derechos humanos de todas las personas por la violencia generada en Navarra y el País Vasco». Se autodisolvió con la desaparición de ETA.

Desde su inicio, la labor «fundamental» fue la concienciación y la sensibilización sobre «la gravedad de la violencia que inundaba la sociedad» y lo hizo a través de la movilización social, desde un planteamiento «unitario y plural».

Ahí se enmarcan los denominados «gestos por la paz», las concentraciones silenciosas que se realizaron en numerosos pueblos, barrios, colegios o campus universitarios «después de cada muerte relacionada con la violencia terrorista y específica generada en Navarra y País Vasco». Estas concentraciones de 15 minutos en silencio fueron «la seña de identidad más genuina de la organización». Además, en Navarra y en Euskadi la coordinadora dispuso de numerosos grupos locales, tanto en municipios como en universidades.

EL LAZO AZUL

Igualmente, cabe resaltar las movilizaciones silenciosas que Gesto por la Paz fomentaba en contra de los secuestros perpetrados por la banda terrorista ETA, así como la difusión que hicieron, junto con otras organizaciones pacifistas, del símbolo frente a ello: el lazo azul.

La base «más significativa» del discurso de Gesto por la Paz fueron las víctimas, que se convirtieron en «la razón fundamental para posicionarse en contra del uso de la violencia». Se trataba de que la ciudadanía «comprendiera que las víctimas eran las trágicas destinatarias de los ataques dirigidos contra la sociedad».

Igualmente, toda la actividad de Gesto por la Paz ha ido dirigida «a la deslegitimación de la violencia y la defensa de los derechos humanos para todas las personas».

La labor de Gesto por la Paz fue reconocida nacional e internacionalmente. En 1993 recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia «por su abnegado afán de contribuir a eliminar la violencia y establecer y consolidar la paz para un adecuado convivir de los hombres, haciéndolo a través de formas de actuar genuinamente cívicas (…)».

Ese mismo año, obtuvo el Premio a la Convivencia de la Fundación Manuel Broseta. En 1998, fue galardonada con el I Premio Paz de Westfalia junto a Vaclav Havel. En 1999, con el Premio Nacional Tierno Galván a la solidaridad y los valores humanos.

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.