Tudela fue el municipio navarro con mayor incremento de personas ocupadas en 2019

Tudela fue el municipio navarro que registró en 2019 un mayor incremento de personas ocupadas en términos absolutos, con 571 más, mientras que el mayor descenso se registro en Barañain, con 134 menos. El año pasado, se registraron en el conjunto de Navarra 6.700 personas ocupadas más, lo que supone un incremento del 2,4%.

Por sexo y respecto al año anterior, el mayor incremento de hombres ocupados en términos absolutos se registra en Pamplona, con 1.109 hombres ocupados más (un 2,7%) y el mayor incremento de mujeres ocupadas se registra en Tudela, con 555 mujeres ocupadas más (un 8,2%). Por otro lado, el mayor descenso de hombres ocupados se registra en Castejón, con 42 hombres ocupados menos (un -4,7%) y el mayor descenso de mujeres ocupadas se registra en Pamplona/Iruña, con 953 mujeres ocupadas menos (un -2,3%).

En casi la mitad de los municipios desciende la tasa de actividad en 2019 con respecto al año anterior y en 208 es inferior a la media (58,6%). En cambio, las tasas de actividad de 64 municipios superan la media (58,6%) y son especialmente elevadas en Valle de Egüés (79,9%), Berrioplano (77,3%), Aranguren (75,0%), Noáin (Valle Elorz) (72,1%) y Orkoien (71,4%).

En general, las tasas de actividad más reducidas se localizan en los municipios de menor tamaño. Así, a los municipios menores de 1.000 habitantes les corresponde una tasa de actividad del 53,5%, mientras que los comprendidos entre 1.000 y 10.000 habitantes alcanzan el 57,9% y el 59,9% en los mayores de 10.000 habitantes.

En relación a 2018, la tasa de actividad disminuye en los dos estratos de mayor tamaño. La mayor diferencia corresponde a los municipios mayores de 10.000 habitantes, que reducen su tasa de actividad en 9 décimas porcentuales, mientras que se registra un incremento en los municipios menores de 1.000 habitantes (6 décimas porcentuales).

Por sexo, la mayor tasa de actividad para hombres corresponde a Valle de Egüés, con un 83,2% y la más baja a Castillonuevo, con un 0,0%. El mismo esquema se reproduce para las mujeres, la tasa de actividad más alta corresponde a Valle de Egüés, con un 76,8% y la más baja a Castillonuevo, con un 0,0%.

De forma similar a Castillonuevo se encuentran un conjunto de municipios caracterizados por su tamaño reducido y población envejecida, con tasas de actividad bajas en comparación con la media.

En cuanto al desempleo y las tasas de paro, en los últimos doce meses hay 5.500 personas paradas menos, lo que supone un descenso del 17,4%.

Respecto al año anterior, el mayor descenso de personas paradas en términos absolutos se registra en Pamplona, con 1.758 personas paradas menos (un -17,4%), y el mayor incremento en Tafalla, con 67 personas paradas más (un 17,1%).

Por sexo y respecto al año anterior, el mayor descenso de hombres parados en términos absolutos se registra en Pamplona, con 1.150 hombres parados menos (un -23%) y el mayor descenso de mujeres paradas se registra también en Pamplona, con 608 mujeres paradas menos (un -11,9%). Por otro lado, el mayor incremento de hombres parados se ha registrado en Leitza, con 14 hombres parados más (un 42,4%) y el mayor incremento de mujeres paradas se registra en Tafalla, con 76 mujeres paradas más (un 37,4%).

En ocho de cada diez municipios desciende la tasa de paro en 2019 con respecto al año anterior y en 205 es inferior a la media (8,2%), destacando 33 municipios con tasa nula caracterizados por su reducido tamaño y población envejecida.

En cambio, las tasas de paro de 67 municipios superan la media (8,2%) y son especialmente elevadas en Torres del Río (19,1%), Romanzado (15,0%), Gallipienzo (14,9%), Zúñiga (14,9%) y Cárcar (14,7%).

En general, las tasas de paro más reducidas se localizan en los municipios de menor tamaño, así a los municipios menores de 1.000 habitantes les corresponde una tasa de paro del 5,7%, mientras que los comprendidos entre 1.000 y 10.000 habitantes alcanzan el 8,2% y el 8,6% en los mayores de 10.000 habitantes.

En relación a 2018, la tasa de paro disminuye en los tres estratos de tamaño, la mayor diferencia corresponde a los municipios entre 1.000 y 10.000 habitantes, que reducen su tasa de paro en -1,8 puntos porcentuales, mientras que la menor se registra en los municipios menores de 1.000 habitantes (-1,6 puntos porcentuales).

Por sexo, la mayor tasa de paro para hombres corresponde a Torres del Río, con un 24%, y la más baja a 45 municipios que se caracterizan por tener una población reducida y envejecida, con un 0,0%. En el caso de las mujeres, la tasa de paro más alta corresponde a Murillo el Cuende, con un 18,3%, y la más baja a 55 municipios caracterizados por su reducido tamaño y envejecimiento de la población, con 0,0%.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.