Tudela desplegará la iluminación navideña por nuevas zonas de la ciudad como el barrio de Lourdes, la Azucarera o la plaza Alfonso El Batallador

Publicidad

El gasto en decoración aumenta en 8.000 euros con el alquiler de nuevos elementos que podrán renovar su diseño de un año a otro al combinarse con los que ya tiene el Consistorio en propiedad.

“Aumentar la iluminación navideña ha sido una medida meditada y decidida, para ayudar al comercio local y la hostelería, estimular las compras en la ciudad y ofrecer a las familias un aliciente ante la previsión de tener que renunciar a cualquier otra actividad en esas fechas”, defiende la edil Irune García.

“Ojalá el día del encendido, bares y comercio estén trabajando, aunque sea con aforos y horarios reducidos; estamos convencidos de que la iluminación salvará parte del ambiente navideño”.

Solo en la avenida Zaragoza se instalarán más de 39.000 bombillas de bajo consumo.

El Ayuntamiento de Tudela desplegará este año la iluminación navideña por más calles de las que se beneficiaban de este tipo de decoración en temporadas anteriores y destinará 8.000 euros más que el año pasado en el alquiler de nuevos elementos lumínicos que, gracias a esta fórmula, podrán renovar su diseño de una edición a otra y combinarse con los que ya tiene la Consistorio en propiedad.

Así, el gasto en iluminación ascenderá este año a 17.242 euros, una cantidad que, como ya había adelantado el equipo de gobierno desde el inicio de su gestión en el municipio cumple con los requerimientos del sector comercial y hostelero desde hace años.

En este sentido, se pretende que la nueva propuesta estimule las compras en el comercio local y el ánimo de la población en general en una coyuntura especialmente complicada en la que ya se prevé que el resto de los gastos navideños del Ayuntamiento tengan que suspenderse prácticamente por completo, caso del videomapping con cuento de Navidad que se proyectó el año pasado en la fachada de la Casa del Reloj y que no podrá llevarse a cabo en esta ocasión por razones evidentes relacionadas con la Covid19 y la imposibilidad de convocar grupos numerosos de personas.

“Cuando tomamos la decisión de aumentar la iluminación navideña teníamos en el punto de mira al comercio y la hostelería de Tudela. Pese a la incertidumbre que plantean las nuevas medidas restrictivas, estamos convencidos de que en los horarios en los que se pueda estar en la calle y esperemos que en bares y restaurantes, este tipo de decoración estimula la compra y el consumo en nuestra ciudad y, por supuesto, anima a la gente en una coyuntura muy complicada en la que estamos preparados para tener que renunciar a prácticamente todo lo que había programado para la Navidad. Un incremento en la iluminación es una manera de animar a la población, también a la infantil y a las familias que se van a ver privadas de otros alicientes navideños, y por supuesto, de ayudar a las tiendas”, explicó la edil de Comercio, Irune García.

En la misma línea, anunció una campaña de apoyo al comercio de la ciudad bajo el lema ‘Nos necesitan, los necesitamos’, con la que el Ayuntamiento de Tudela llama a la compra en las tiendas de la ciudad.

“No se trata de gastar 8.000 euros más porque sí; se estudió muy bien la medida. Adquirir nueva iluminación y llevarla a zonas nuevas es una decisión meditada, estudiada, trabajada y tomada con toda la intención del mundo, para ayudar al comercio y a la hostelería que, aunque ahora esté pasando sus dos peores semanas, estamos seguros que volverá a funcionar”.

Las novedades

En cuanto a la iluminación navideña propiamente dicha, ésta deja de ser exclusiva de las zonas de toda la vida y se extiende a otras como la plaza de la Azucarera, el barrio de Lourdes o la plaza Alfonso El Batallador.

Los nuevos elementos, alquilados para esta temporada, lucirán en la rotonda del Muro (donde se colocará un pino luminoso), en la plaza Padre Lasa (dos pinos de más de seis metros), en la zona de las Claras (habrá un oso de tres metros y medio), y en otras calles como la plaza del Mercado, San Jaime, Cuesta del Regio, Carnicerías, paseo Invierno (dos pinos) la fachada y la trasera de la Biblioteca, la fachada del Ayuntamiento o la plaza Vieja, donde se decorarán todas la farolas.

Se renueva además la decoración de la renovada zona de paseo Sarasate, Capuchinos y Eza. También se colocarán luces con elementos reutilizados y en todos los casos las bombillas serán de bajo consumo. Además, el Ayuntamiento de Tudela se hará cargo de la instalación de las luces adquiridas en otras legilslaturas por los establecimientos de Mercadal.

Como dato, solo en la avenida de Zaragoza habrá más de 39.000 bombillas y en la calle Gaztambide-Carrera se instalará una guirnalda nueva de 120 metros que irá enlazando las farolas con 9.000 bombillas.

Cabe señalar la colaboración de la Escuela Taller El Castillo que ha elaborado elementos decorativos de madera que se instalarán en distintos puntos de la ciudad.

“Ojalá el día del encendido, bares y comercio estén trabajando, aunque sea con aforos y horarios restringidos, pero trabajando. Estamos convencidos de que esta iluminación puede salvar en gran parte el ambiente navideño, tanto a nivel anímico como de ingresos para estos sectores”, afirmó Irune García.

Sobre la fecha exacta del encendido, se decidirá en la reunión que tiene prevista para esta semana la Mesa del Comercio, donde Ayuntamiento y sector decidirán este aspecto y otros relacionados con posibles futuras iniciativas de cara a la incierta campaña navideña. Dependiendo de los horarios del toque de queda, se irá adaptando el horario de encedido y apagado de los elementos lumínicos para no asumir consumo y gasto supérfluo.

El suministro de los nuevos motivos se ha adjudicado a la empresa Artesanía Rodríguez SL por 17.242 euros. Se trata de 19 arcos de 2 módulos de 130 x 120 cm (2.850 euros); otros 5 de dos módulos de 265 x 130 (750 €); 17 arcos de tres módulos de 120 y 230 x 135 (2.550 €); 6 de 2 módulos de 140 x 140 (900 €); 14, también de dos módulos, de 250 x 120 (2.100 €); 13 de tres módulos de 220 x 115 (1.950 €); y 5 arcos más de dos módulos de 250 x 140 (750 €). A estas cantidades se añaden otros 1.800 euros para el alquiler de la figura de un oso con luz led que se colocará en la plaza Alfonso El Batallador.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. La cadena de ropa Zeeman abre una tienda en Navarra -

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.