Tramitadas 260 denuncias por incumplimiento del Estado de Alarma desde el pasado 30 de abril en Tudela

Desde el Ayuntamiento, el Área de Salud y las distintas policías, se solicita no relajar las medidas de distanciamiento social y movilidad establecidas. Sólo ayer, Policía Municipal tramitó 19 propuestas de sanción, 11 de ellas por botellones.

El pico de la crisis sanitaria se ha revertido y las cifras que maneja el Área de Salud de Tudela permiten ir retomando la actividad del hospital Reina Sofía y Atención Primaria, pero hoy más que nunca deben extremarse las medidas de prevención ante el contagio. Es, en resumen, el mensaje lanzado por todos los asistentes a la reunión sobre el Estado de Alarma que periódicamente convoca el Ayuntamiento de Tudela para el seguimiento de la pandemia en la ciudad y que ha tenido lugar hoy. 

Con la desescalada de fondo y la inminente entrada en la Fase 1 de la misma, los representantes del Área de Salud de Tudela, Policía Nacional, Policía Foral, Policía Municipal, Protección Civil y el propio Consistorio, han intercambiado datos en torno a la situación detectada en los últimos quince días. Ana Beamonte Aréjula, directora del Área de Salud de Tudela, ha confirmado la progresiva normalización de servicios en el ámbito hospitalario comarcal, remarcando el esfuerzo realizado para adecuar los recursos a los nuevos parámetros exigidos en la desescalada. En este sentido, ha alertado de que cualquier relajación en las normas de distanciamiento podría desembocar en repuntes no deseados. 

Por su parte, los cuerpos de Seguridad del Estado han puesto en común su actividad, coincidiendo en la necesidad de continuar en la línea de combinar pedagogía y sanciones. Pese a que, en general, el comportamiento ciudadano se está ciñendo a la normativa del Estado de Alarma, desde el pasado 30 de abril, se han tramitado en Tudela un total de 260 denuncias por parte de las tres policías (Foral, Nacional y Municipal). “Estamos a las puertas de una nueva fase en la desescalada a la normalidad y no podemos permitirnos licencias; las distintas policías están haciendo una intensa labor de divulgación, pero no se van a permitir incumplimientos. Se denunciará si es pertinente. Que nadie se lleve a engaño, la crisis no ha terminado. Tenemos constancia de que las primeras notificaciones de denuncia están siendo recibidas por los infractores y de que algunos ya están pagando multas de entre 300 y 1000 euros”, afirmó el alcalde Alejandro Toquero ante la detección de cierta relajación en determinados casos. 

En este mismo sentido, el jefe de Policía Municipal, Juan Cruz Ruiz Gómara informó de que solo ayer miércoles 6 de mayo, sus agentes presentaron 19 propuestas de sanción, 11 de ellas por botellones en zonas del casco urbano. Por ello, a partir de ayer, agentes de la Policía Municipal incorporan a las habituales rondas de control de la movilidad que efectúan las patrullas en vehículo, otras de patrullas a pie. A la reunión de seguimiento, que volverá a ser convocada en las próximas semanas, asistieron además del alcalde de Tudela, Alejandro Toquero; la directora del Área de Salud, Ana Beamonte Aréjula; el comisario de Policía Nacional en la capital ribera, Esteban Pinillos; el comisario de la Policía Foral en la Ribera, Miguel Ángel Escudero; el capitán jefe de la Guardia Civil, Pedro Martín; el jefe de la Policía Municipal, Juan Cruz Ruíz; el responsable de Protección Civil de Tudela, Jesús Peleato; y el médico deportivo del Consistorio, Luis Segura.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.