Se estiman en torno a 2.000 solicitudes de indemnización en Tafalla, con un coste aproximado de 15 millones de euros

Foto: Ayuntamiento de Tafalla

450 corresponderán a vehículos automóviles, 1.300 viviendas y comunidades de propietarios y 250 oficinas, comercios e industrias.

12 de julio de 2019

Tras una primera evaluación llevada a cabo a las zonas más afectadas por las inundaciones en Navarra y de los informes periciales presentados ayer, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) estima que tendrá gestionar en torno a 2.000 solicitudes de indemnización, con un coste aproximado de 15 millones de euros.

Del total de expedientes, 450 corresponderán a vehículos automóviles, muchos de los cuales tendrán daños muy severos; 1.300 viviendas y comunidades de propietarios y 250 oficinas, comercios e industrias.

A vista de esas previsiones, el CCS ha formado un equipo integrado por 40 peritos para valorar daños en viviendas, oficinas, comercios e industrias y de 10 peritos de automóviles. Los peritos comenzarán mañana a desplazarse a las localidades afectadas para empezar a realizar las primeras valoraciones de los daños asegurados.

Las solicitudes de indemnización han empezado a recibirse desde ayer por la mañana a través del Centro de atención telefónica del CCS (teléfono gratuito 900 222 665), en el 83% de los casos, y por internet en la página web del CCS (www.consorseguros.es), en el 17% restante. Hasta este mismo momento, ha recibido ya 717 solicitudes de indemnización, que corresponden a 396 viviendas; 209 automóviles; 99 comercios, almacenes y establecimientos no industriales; 7 industrias; y 6 oficinas.

Por localidades, las solicitudes pertenecen a Tafalla en 434 casos; 124 son de Olite; 70 de Pitillas; 33 de Beire; 17 corresponden a Pueyo; 13 a San Adrián; y el resto a algunas localidades con muy pocos siniestros dispersos.

Primeros pagos, en diez días

Un problema que el CCS ha detectado es que muchos asegurados (en torno a 100) con daños en sus vehículos no han precisado al realizar la solicitud dónde se encuentra el vehículo (calle o taller), lo que está dificultando la distribución organizada del trabajo entre los peritos de automóviles.

El CCS considera que, salvo imprevistos, estará en condiciones de realizar los primeros pagos (por transferencia bancaria) en un plazo de 10 días. “La experiencia del CCS en este tipo de situaciones nos lleva a tener concluido el proceso de pago de todas las indemnizaciones derivadas de estas inundaciones del 8 de julio en un plazo no superior a 4 meses, salvo los casos de presentación con retraso de las solicitudes, de casos complejos (en los que habitualmente el CCS paga anticipos a cuenta de la indemnización final) y casos en los que el asegurado no aporta suficientes evidencias de los daños o del coste de los mismos”, afirman desde la entidad.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.