Salud ha activado 243 Códigos Suicidio, el 64% en mujeres, una herramienta que facilita la identificación y seguimiento de personas en riesgo

La web del Gobierno de Navarra sobre prevención y duelo en casos de autolisis ha recibido más de 11.500 visitas en dos años

09 de septiembre de 2023

El Departamento de Salud de Navarra ha activado 243 Códigos Suicidio, de los que 148 han sido ya desactivados. El 64% de los códigos fueron activados en mujeres. Este domingo, 10 de septiembre, se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

Desde su creación en septiembre de  2021, la web de suicidio del Gobierno de Navarra ha recibido 11.561 visitas . Se trata de una web sobre prevención y duelo, a la que también se puede acceder desde la web de Salud Joven.

El Código Suicidio, que se puso en marcha en diciembre del año pasado, es una herramienta innovadora e integrada en la Historia Clínica, que facilita la identificación y el seguimiento de personas en riesgo de suicido, mejora la seguridad de los y las pacientes en esta situación, a través de una atención terapéutica de carácter preferencial, y reduce su desvinculación del sistema sanitario.

Este año, de enero a julio, en Navarra se han quitado la vida 36 personas. Este recurso, que puede ser activado por psiquiatras y psicólogos y psicólogas clínicos de la red de Salud Mental, ofrece una doble vía de mejoras en la prevención ante esta problemática. Por un lado, en cuanto a la detección de las personas en riesgo, permite identificar este riesgo y monitorizar el seguimiento, así como supervisar las distintas atenciones en salud, a la vez que contribuye a estandarizar la evaluación y a mejorar la seguridad de los y las pacientes, un procedimiento de actuación y priorización de cuidados que ya se emplea en otros códigos dirigidos a diferentes ámbitos de salud como el Código Ictus (CI).Continuidad de cuidados y seguimiento de las personas

La activación del Código Suicidio incide en un factor clave como es la continuidad de cuidados, potenciando la adherencia del paciente al sistema sanitario y la coordinación entre los y las profesionales de los diferentes niveles, y, a la vez, establece un circuito de citación rápida en el sistema. Esta aproximación va a permitir una respuesta más eficiente, factor importante a la hora de abordar esta problemática, en la que la continuidad y el seguimiento de las personas con crisis suicidas puede prevenir la repetición de las conductas de este tipo.Según los datos aportados por el Instituto Navarro de Medicina Legal (INML), en Navarra se quitaron la vida entre enero y julio de 2023 un total de 36 personas, 23 fueron hombres y 13 mujeres. De ellas, 10 personas tenían entre 30 y 40 años y 7 más de 70 años cuando fallecieron.

La epidemiología del suicidio estudia la tendencia a lo largo de los años y, en el caso de Navarra, se considera que es estable. En 2022 se registraron 60 suicidios.

Los datos están basados en el registro aportado por el INML, que cuenta con una información fruto de la coordinación de Salud Mental con los médicos forenses, siendo Navarra de las pocas autonomías que cuentan con esta información antes de la publicación de los casos oficiales recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que permite conocer la realidad de la Comunidad Foral con antelación y anticiparse en la articulación de acciones preventivas.

En esta línea, la Comisión Intersectorial de Prevención del Suicidio (NAPRESUI) de Navarra ha iniciado un análisis de autopsia psicológica para conocer en profundidad las circunstancias que pueden llevar a una persona a morir por suicidio y poder así incidir en su prevención.En otro orden de iniciativas, Navarra participa junto con otras 5 comunidades autónomas en la implementación de una buena práctica europea en la prevención del suicidio dentro de la Joint Action ImpleMENTAL.

El objetivo es mejorar y compartir el conocimiento y la calidad de las acciones emprendidas de prevención del suicidio de los 21 países europeos participantes. Números de referenciaEn Navarra, las personas que lo necesiten pueden llamar al número 024, el Teléfono de la Esperanza (948 24 30 40) o a Emergencias (112). Los expertos y expertas coinciden en que las personas con ideación suicida no quieren morir, quieren que desaparezca el sufrimiento y liberarse de la carga que arrastran. En la Comunidad Foral, también se puede contactar con la asociación Besarkada-Abrazo (622 207 743), especializada en el apoyo de otras personas supervivientes o el acompañamiento del duelo.

Publicidad

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.