Remírez afirma que los incendios de Leyre y Tafalla aún no están controlados y que se trabaja de forma «intensa»

La comunidad del Monasterio de Leyre sigue desalojada en Javier de forma preventiva

PAMPLONA, 16 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha señalado este jueves que el incendio de Olleta «se puede dar por controlado» y que «los esfuerzos se centran en el de Leyre y en el de la zona de Tafalla, especialmente en Leyre», que no están aún controlados.

En declaraciones a los medios de comunicación, Remírez ha señalado que durante la noche los equipos de Bomberos de Navarra, con la cobertura de la Unidad Militar de Emergencias, han estado trabajando en los dos ámbitos, «trabajo terrestre porque por la noche no pueden actuar los medios aéreos».

A primera hora de esta mañana, ha dicho, los medios aéreos han reanudado las labores tanto en la zona de Leyre como, «parcialmente», en la zona de Tafalla-Larraga. Se trata de los medios aéreos del Gobierno de Navarra, «más centrados en la zona de Tafalla-Larraga», como de los medios del Ministerio de Transición Ecológica como de los llegados de otras CCAA, sobre todo de Aragón, y de la UME.

Ha querido «reconocer» Remírez el trabajo «intensisímo» de los servicios de emergencias de extinción de incendios, «perimetrando en lo posible los incendios». «No podemos decir que los incendios de Leyre y Tafalla-Larraga estén controlados, pero no han ido a más; estamos ante 48 horas que son críticas porque todavía tenemos alerta naranja o roja por altas temperaturas por lo menos hasta el fin de semana», ha explicado.

El vicepresidente ha añadido que ello unido a la sequedad del ambiente, la propia vegetación «que está muy seca» y el viento «hace que todavía estemos alerta y estemos trabajando con tanta intensidad». «El trabajo está orientado, centrado en la extinción de los incendios», ha comentado.

Sobre la superficie que por el momento se ha visto afectada, Remírez ha dicho que todavía no dispone de esa información, «vamos a esperar 24 o 48 horas a que esté orientado el control del fuego para hacer una estimación». «El fuego afortunadamente no ha amenazado ningún núcleo habitado», ha expuesto, para indicar que ayer se produjo el desalojo de la comunidad Leyre, que «sigue reubicada en Javier» de forma preventiva, a pesar de que «nunca estuvo en peligro el Monasterio».

Remírez ha detallado que la recomendación de los servicios de extinción de incendios era que se desalojara el Monasterio porque «era una zona a donde iba el humo». «Hay que agradecer la disponibilidad de la comunidad y esperemos que en las próximas 48 o 72 horas puedan volver al Monasterio», ha concluido.

Publicidad

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.