PSN, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos rechazan la deflactación del IRPF, como piden Navarra Suma e I-E

PAMPLONA, 20 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves una moción presentada por Izquierda-Ezkerra que instaba al Gobierno foral a presentar, durante la tramitación de los Presupuestos Generales de Navarra para 2023, un proyecto de ley foral de reforma fiscal que incluya la deflactación de las bases liquidables de la escala de gravamen del IRPF conforme a la inflación.

La moción de I-E ha recibido el apoyo de Navarra Suma, insuficiente ante el voto contrario de PSN, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos.

Navarra Suma ha presentado una enmienda de adición para que la deflactación sea progresiva, «entre un 6%-8,5% para rentas bajas y rentas medias aplicándose con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2022». Además, pedía que dicha medidas tuviera su efecto en la tabla de retenciones desde el momento de la aprobación de la normativa. I-E ha aceptado la enmienda, pero tampoco ha prosperado.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que «la diferencia entre los salarios y el IPC ha alcanzado un máximo histórico, la brecha entre la inflación y los sueldos se sitúa por encima de 8 puntos, una situación excepcional que está colocando a muchas familias y clase trabajadora en una situación muy complicada para hacer frente a los gastos más básicos». De Simón ha señalado que esta situación «debería obligar a los gobiernos a tomar medidas urgentes en diferentes ámbitos» y ha defendido la deflactación de la tarifa del IRPF para «mantener el poder adquisitivo de las familias» «No acometer una deflactación es una subida de impuestos», ha sostenido, para señalar que el acuerdo programático de legislatura que su formación firmó «hoy es viejo» ante la «mala» situación social.

La parlamentaria de Navarra Suma María Jesús Valdemoros ha explicado que su grupo lleva tiempo «alzando la voz sobre la pérdida de poder adquisitivo que sufre la sociedad, los ciudadanos han visto cómo los precios de los bienes básicos han experimentado una subida insostenible para muchos de ellos». Valdemoros ha afirmado que el Gobierno foral «va a ingresar millones de euros gracias a un impuesto sibilino, injusto y que no ha tenido que venir al Parlamento para aprobarlo, la inflación». «Si no se compensa el efecto de la inflación, les están subiendo los impuestos a todas las rentas, pero relativamente hablando, en mayor medida a los más vulnerables», ha dicho, para defender que se aplique la deflactación.

En contra de la moción, la parlamentaria del PSN Ainhoa Unzu ha asegurado que «se ha puesto en marcha una ingente batería de medidas para proteger a las rentas de toda la ciudadanía» y ha citado «las dos rebajas consecutivas del IVA de la luz, también ahora del gas, o la subvención de los bonos al transporte». Por otro lado, ha señalado que «queremos una Navarra fiscalmente justa y solidaria, en la que contribuya más el que más tiene y reciba más el que más lo necesita». «Que nadie nos busque en las subastas a la baja de impuestos para debilitar el Estado de Bienestar que tanto trabajo nos ha costado construir, sin justicia fiscal tampoco va a haber justicia social», ha afirmado.

El parlamentario de Geroa Bai Mikel Asiain ha afirmado que en el marco del decreto de medidas de apoyo ante la guerra en Ucrania todos los grupos salvo Navarra Suma alcanzaron un acuerdo que preveía una deducción extraordinaria del 3% en el IRPF para rentas medias y bajas, medida en la que está trabajando el Gobierno de Navarra para su concreción. «No ha habido en ningún momento un no rotundo desde nuestro grupo a la deflactación, pero respetamos un acuerdo previo que estipulaba una medida alternativa para ayudar a quien más lo necesita. De no haber existido esa propuesta previa, habríamos apoyado la deflactación», ha asegurado.

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha defendido que «es necesario iniciar un debate sobre política fiscal». «Desde 2015 en Navarra no se ha hecho una reflexión global sobre política fiscal, la riqueza que se genera en Navarra debe ser repartida. Hay una escalada de precios, no lo negamos, y esa escalada afecta a las familias y sectores más vulnerables, y a la vez hay empresas que multiplican sus ganancias. Los planteamientos de impuestos sobre la banca y la energía se quedan cortos, aunque van en la buena dirección. Además de medidas paliativas, necesitamos medidas estructurales, y esas medidas no llegan. La reforma fiscal no puede esperar más», ha considerado, para señalar que la deflactación es «poner un pequeñísimo parche».

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha asegurado que el incremento del IPC es «el impuesto silencioso más regresivo en el que nos encontramos y hacen falta medidas progresivas para corregir los efectos sociales del incremento de precios, pero en estos momentos estamos trabajando en una deducción para invertir la mayor cantidad de dinero posible donde más se ha visto afectada la capacidad de gasto». Buil ha compartido con EH Bildu que «son necesarias medidas estructurales y está claro que esto tiene que ser así, pero todavía no tenemos votos para llevarlo a cabo».

Club Hipico

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.