Pamplona y Cendea de Galar alteran 566.000 m2 de sus términos municipales para futuros desarrollos urbanísticos

El cambio de términos afecta a la meseta de Donapea y al entorno de la avenida de Zaragoza en el Garitón de Ripalda y Azpilagaña Sur

PAMPLONA, 15 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el alcalde de la Cendea de Galar, Oscar Amóztegui, han firmado este miércoles un convenio interadministrativo de colaboración que recoge la alteración de los términos municipales de ambas localidades en una superficie en torno a los 566.000 metros cuadrados con el objetivo de favorecer futuros desarrollos urbanísticos.

«Para Pamplona es un gran logro, hacía mucho tiempo que estábamos hablando con Galar de esta posibilidad y con la voluntad y ganas de los dos ayuntamientos, hemos conseguido este logro», ha afirmado Maya en la rueda de prensa posterior a la firma del convenio, que ha calificado de «histórico». En relación con el uso que cada ayuntamiento dé a los terrenos cedidos, ha señalado que «cada uno tomará sus decisiones cuando le parezca», ya que no hay «cortapisas» al respecto. Además, ha destacado la unanimidad obtenida por parte de los grupos en esta materia.

Por su parte, Amóztegui ha remarcado que este convenio, que permite «reordenar la zona», es «beneficioso tanto para gente de Pamplona como para la Cendea de Galar, incluso para toda Navarra». «Este tiene que ser el camino, esperamos que esta fluidez con la que hemos trabajado hasta ahora se mantenga en el tiempo, lo agradecerán nuestros vecinos. Estamos muy cerca y tenemos muchas cuestiones en común», ha señalado, tras apuntar que este es un «acuerdo bueno».

La nueva distribución «facilita la gestión y la ejecución» de futuros planes de desarrollo urbanístico en zonas como el Garitón de Ripalda, Azpilagaña Sur, o Donapea. Este ámbito fue ordenado anteriormente por dos Planes Sectoriales de Incidencia Supramunicipal (PSIS) en 2012 y 2015, respectivamente. Ambos documentos fueron anulados por sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Navarra por cuestiones de orden procedimental.

Una vez llevada a cabo la firma de este convenio, Pamplona, a través de su propio planeamiento municipal, podrá trabajar para hacer realidad el proyecto de 4.000 viviendas en la meseta de Donapea que ha podido llegar a término hasta ahora como Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal, debido a esas anulaciones.

Pamplona aporta a la alteración de términos municipales 566.714 metros cuadrados, dividida en dos zonas, de 425.641 m2 y 141.073 m2, respectivamente, que coinciden con el entorno al sur del instituto Donapea y con el Garitón de Ripalda, en la trasera de El Sadar y hasta el vial de la Morea, que pasarán ahora a la Cendea de Galar.

La zona de Donapea tiene diferentes usos urbanísticos, todos ellos no urbanizables, mientras que el Garitón es suelo urbanizable y con uso público universitario.

La Cendea de Galar, por su parte, intercambia 566.708 m, que serán de Pamplona, en una sola área en la zona de la meseta de Donapea, cerca de la urbanización de Cordovilla, y alcanzado los terrenos de Azpilagaña Sur, junto a la avenida de Zaragoza. Los terrenos afectados son todos urbanizables, excepto una parcela catastral, que está clasificada como suelo urbano.

ACTUACIÓN «CONSENSUADA» POR AMBOS MUNICIPIOS

Esta alteración de los términos municipales ha sido consensuada por los dos ayuntamientos, con el objetivo de «la ordenación y protección del territorio y su paisaje, preservando sus valores y manteniendo la coherencia».

Además, se delimita administrativamente cada municipio conforme al posible destino de los suelos afectados, facilitándose que cada localidad ejerza sus competencias en su área, lo que permitirá «un proceso independiente y más ajustado al contexto social de cada ayuntamiento y a sus ritmos de trabajo».

Los trabajos de redacción de la documentación técnica común para la alteración de los términos municipales los ha realizado el Ayuntamiento de Pamplona mediante la coordinación de los Servicios Técnicos de ambos consistorios y, una vez aprobados, se remitirán a la Dirección General de Administración Local del Gobierno de Navarra para su tramitación.

Por ello, se han elaborado los planos de los términos municipales que van a ser objeto de la alteración, así como los nuevos limites o línea divisoria entre los municipios de Pamplona y la Cendea de Galar.

En la memoria que se ha elaborado al efecto se incluyen las estipulaciones jurídicas y económicas que han propuesto los respectivos ayuntamientos, así como la justificación de que la alteración propuesta no merma la solvencia de ninguno de los dos consistorios.

NUEVOS LÍMITES DE LOS TÉRMINOS MUNICIPALES

La nueva línea divisoria, en la zona de Donapea desde el meandro del río Elorz más próximo al instituto, se traza siguiendo la línea de afección del nuevo vial proyectado que une la carretera de Cizur (NA 7027) con la carretera de Esquiroz (NA 6001).

Por el límite oeste, la nueva muga desciende hacia el sur hasta la nueva rotonda prevista junto al colegio Izaga, desde donde gira hacia el este, bordeando la zona edificada de Cordovilla y por la actual carretera de la Venta (Polígono AR-01) llega hasta la avenida de Zaragoza.

Cruzando esa avenida de Zaragoza y siguiendo los límites catastrales de las parcelas edificadas en Cordovilla, se modifica el límite actual en la zona del Garitón, trasladándolo hacia el norte y «adaptándolo en lo posible» a la topografía y a los límites de parcelas catastrales hasta llegar al vial PA-32, que une la calle Sadar con el polígono comercial de la Morea, por cuyo borde oeste desciende hasta encontrarse con el límite actual, que bordea ese polígono de la Morea.

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.