Navarra regula el sector de arrendamiento de vehículos con conductor (VTC)

Los servicios podrán prestarse en ámbito urbano e interurbano cuando hayan sido contratados con una antelación de al menos 15 minutos

PAMPLONA, 19 (EUROPA PRESS)

La Comisión Foral de Régimen Local da luz verde a la regulación del sector de arrendamiento de vehículos con conductor (VTC) en Navarra. El Ejecutivo Foral ha propuesto modificar la Ley Foral reguladora del Transporte Público Urbano por Carretera, de forma que el transporte urbano en vehículo turismo pueda prestarse además de en la modalidad de taxi, en la de arrendamiento de vehículos con conductor.

De esta manera, los servicios a través de transporte VTC podrán prestarse, tanto en el ámbito urbano como interurbano, siempre y cuando hayan sido contratados previamente con una antelación de, al menos, 15 minutos.

Según han informado desde el Gobierno foral en una nota, a consecuencia del Real Decreto-Ley 13/2018, de 28 de septiembre, por el que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres, Navarra debe regular los servicios de arrendamiento de vehículos con conductor en el ámbito urbano para posibilitar que los titulares de las autorizaciones existentes puedan continuar prestando este servicio en áreas urbanas.

Actualmente, en la Comunidad Foral de Navarra existen 94 autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor, de las cuales 57 están operativas. De este modo, el número de autorizaciones de transporte en vehículos turismo (VTC o taxi) domiciliadas se eleva a 443, de las cuales 315 prestan servicio en Pamplona y comarca.

LAS CONDICIONES PARA PRESTAR EL SERVICIO

La Dirección General de Transportes y Movilidad Sostenible trabaja en la regulación de las condiciones de prestación de este servicio, tanto en el ámbito urbano como interurbano, en aspectos como la pre contratación, la tipología de los vehículos o la circulación en vacío para captar clientes.

De esta forma los servicios a través de transporte VTC podrán prestarse siempre y cuando hayan sido contratados previamente con una antelación previa de 15 minutos.

De esta forma, los vehículos no podrán circular por las vías públicas en vacío en busca de clientela ni propiciar la captación de personas viajeras que no hubiesen contratado previamente el servicio, estacionando, por ejemplo, en lugares de concentración y generación de demanda (estaciones de tren y autobús, aeropuerto, centros comerciales y de ocio, hoteles, paradas de taxi, hospitales, etc.).

En materia de accesibilidad, las empresas titulares de autorizaciones de arrendamiento de VTC dispondrán de vehículos adaptados para personas con movilidad reducida en silla de ruedas en un número mínimo de un vehículo por cada diez autorizaciones.

Además, cada vehículo llevará el distintivo obligatorio para este tipo de vehículos y dispondrá de la clasificación medioambiental en cumplimiento de la normativa en materia de transición energética y cambio climático.

El anteproyecto de ley, que ha sido aprobado hoy por la Comisión Foral de Régimen Local, modifica además otras cuestiones relativas al transporte público urbano, como la duración de los contratos de concesiones, que no podrá ser superior a diez años o la posibilidad de que la entidad local opte a la adjudicación directa del contrato cuando su valor anual medio se haya estimado en menos de 100.00 euros anuales.

El Ejecutivo foral tiene previsto aprobar próximamente en sesión este anteproyecto y seguidamente se enviará al Parlamento de Navarra para su tramitación y, en su caso, posterior aprobación.

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.