NA+ presenta una proposición de ley para mejorar las condiciones laborales de las escuelas infantiles municipales

PAMPLONA, 14 (EUROPA PRESS)

Navarra Suma va a registrar este martes en el Parlamento foral una proposición de ley para la mejora de condiciones laborales del personal de las escuelas infantiles municipales.

Para ello, propone que el departamento de Educación del Gobierno de Navarra modifique los módulos de financiación de la gestión de centros de Primer Ciclo de Educación Infantil que se incluyen en los convenios anuales con los respectivos ayuntamientos, «de forma que éstos recojan la cuantía necesaria para equiparar, en cada caso, el salario del personal de los centros 0-3 de titularidad municipal al del personal de las escuelas infantiles del Gobierno de Navarra».

Las nuevas condiciones entrarían en vigor el 1 de enero de 2023, pero serían de aplicación a todo el curso 2022-2023, según ha explicado Navarra Suma en una nota.

En este sentido, la propuesta recoge que, a efectos de poder cubrir el coste de la equiparación desde el inicio del curso 2022- 2023, en el mes de enero de 2023 se realizará un abono extraordinario a los ayuntamientos.

La proposición de ley que va a presentar NA+ también establece que, en el marco de sus competencias, el Gobierno de Navarra, analizará junto con las entidades locales, otros posibles modelos de gestión y financiación del ciclo, que permitan «un mejor ajuste de la atención del alumnado a través de una bajada de ratios».

En su exposición de motivos, la coalición señala que «la participación del Gobierno de la Comunidad foral en las escuelas infantiles de titularidad municipal se realiza a través de convenios de financiación anuales, que permiten financiar parte del gasto de personal y gastos de funcionamiento diversos».

«Los ayuntamientos navarros han ido a lo largo de estos años tomando decisiones al respecto de la gestión del personal que atiende el ciclo 0-3, directores/as, educadoras y personal auxiliar, por lo que nos encontramos con situaciones diversas. Algunos ayuntamientos atienden sus centros con personal funcionario, y otros, a través de contratas que son adjudicadas a personal externo, aunque con los requisitos necesarios para atender al alumnado del ciclo», explica.

Según Navarra Suma, «esta situación ha ido provocando diferencias en las condiciones laborales, y por supuesto en el salario que perciben las trabajadoras, que en muchos casos es muy diferente de unas escuelas a otras, lo que provoca un evidente agravio comparativo, ya que su responsabilidad y sus funciones son las mismas independientemente del centro donde desarrollen su labor educativa».

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.