Más de medio centenar de jóvenes y adultos refugiados en Navarra prueban sus habilidades jugando al béisbol

Es la primera actividad del proyecto ‘Playing for refugees’, que busca la inclusión social de personas refugiadas a través del deporte

PAMPLONA, 7 (EUROPA PRESS)

Algo más de medio centenar de personas jóvenes refugiadas en Navarra, entre ellas 17 niños y niñas, han participado este viernes, junto a otras 20 personas más, principalmente jugadores y técnicos del béisbol navarro, en una jornada de puertas abiertas para tener un primer contacto con este deporte de pelota base en el campo de Burlada.

Esta iniciativa, que ha combinado juegos, entrenamiento y alguna que otra lección básica de lanzamientos, tiros y bateo, es la primera actividad del proyecto ‘Playing for refugees’, una iniciativa cofinanciada por la Unión Europea y la Dirección General de Políticas Migratorias del Gobierno de Navarra que busca apoyar la inclusión social de las personas refugiadas residentes en la Comunidad foral a través del deporte, concretamente a través del béisbol y el softbol.

Para ello, participan en el proyecto la Federación Navarra de Béisbol, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y Cruz Roja. Además del apoyo de la Federación Española de Béisbol, para dar visibilidad al mismo tanto a nivel nacional como europeo, como del Instituto Navarro de Deporte.

La actividad de este viernes en el campo de béisbol de Burlada «ha servido como aperitivo para que las personas participantes puedan conocer el ambiente del juego, se familiaricen con el campo, conozcan a personas de referencia y se animen a participar en el proyecto», ha indicado en un comunicado el Gobierno foral.

Algunas de estas personas solicitantes de asilo provienen de países donde el béisbol «tiene muy buena difusión» como pueden ser Venezuela, Colombia, Haití o toda la región del Caribe; pero también de otras regiones donde este deporte es más desconocido como Europa del Este, Mali, Siria o Afganistán.

«Los más pequeños han participado en un grupo que ha practicado diferentes juegos y actividades en la parte exterior del diamante del campo iniciándose en la defensa, ensayando el tiro de la pelota o practicando en una pequeña estación de bateo, pero siempre con un tono lúdico que buscaba que se diviertan y pasen un buen rato», según inciden desde la Federación Navarra de Béisbol y Softbol. Los adultos, por su parte, han podido hacer ejercicios de iniciación dentro del cuadro del campo y participar en un simulacro de juego real.

Aunque lo más relevante, como destacan desde CEAR, es que «puedan interactuar con personas locales, además de aprender y disfrutar de una nueva actividad deportiva». Y también «olvidarse un poco de las preocupaciones y de los quehaceres diarios y usar el deporte como una vía de socializar».

«CONOCERNOS MEJOR» A TRAVÉS DEL OCIO

Tal y como ha destacado el consejero de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno de Navarra, Eduardo Santos, en la presentación de la actividad, «promover y facilitar espacios que permitan compartir el ocio, la vida, el tiempo de esparcimiento y, sobre todo, que permitan conocernos mejor entre nosotras y nosotros es un gran logro para toda la sociedad navarra. Un éxito para la gran diversidad de personas, familias e individuos, que formamos y hacemos Navarra, independientemente de nuestro lugar de origen. Y qué mejor que hacerlo a través del deporte y el juego».

Por su parte, Miguel Pozueta, director gerente del Instituto Navarro del Deporte, ha subrayado la importancia del deporte como «una potente herramienta que protege y ayuda en el desarrollo de las personas desplazadas ya que favorece su integración e inclusión, y mejora su bienestar». «Darles la oportunidad de la práctica deportiva es importante para la interrelación y la evolución de sus capacidades», ha añadido.

Desde la Federación Navarra de Béisbol y Sófbol, su presidente, Pablo Carpio, ha transmitido la «ilusión» con la que todos los integrantes de este deporte en Navarra han acogido esta iniciativa. «Nos sentimos felices de ver cómo nuestro deporte puede ayudar de manera tan positiva a la integración de personas refugiadas en nuestra sociedad». Además, Carpio también ha extendido su agradecimiento al Ayuntamiento de Burlada por ceder el campo para esta actividad y a los entrenadores y directivos del CD Arga que colaboraron en el desarrollo de esta jornada.

También ha asistido a esta jornada, Jesús Lisarri, actual presidente de la Federación Española de Béisbol y quien fuera principal promotor de esta iniciativa en Navarra. Lisardi ha querido también subrayar «el entusiasmo» de ver hecho realidad este programa «que pone en valor el deporte como elemento dinamizador de las sociedades, los pueblos y las comunidades y que puede facilitar el acercamiento de las personas».

El presidente de la federación española ha incidido en que «aunque el béisbol no es el deporte más practicado en Navarra o en España, cuenta con mucha tradición y en todos los equipos existe una gran diversidad de personas de muchos y muy diversos orígenes que son un ejemplo de deportividad y convivencia».

Este programa piloto de ‘Playing for refugees’ desarrollará durante dos años un conjunto de actividades de béisbol inclusivo y espacios de convivencia participativa entre las personas refugiadas y la comunidad de acogida. Se incluyen acciones de aprendizaje de béisbol y softbol para niños y niñas y personas adultas; formación profesional en arbitraje para personas refugiadas; formación en refugio y convivencia intercultural para oficiales de béisbol y softbol; organización de jornadas familiares; creación de una red de apoyo entre las personas refugiadas y la población local, y la participación en campeonatos regionales y europeos.

Club Hipico

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.