Más de 300 bomberos solicitan reuniones al Gobierno foral ante el «abandono» del servicio

Reclaman reglamento y estructura, mínimos de los parques, valoración del puesto de trabajo, y creación del grupo de incendios forestales

PAMPLONA, 14 (EUROPA PRESS)

Un total de 310 bomberos de Navarra, el 80% de la plantilla, han firmado un documento registrado este lunes en el Gobierno de Navarra en el que, debido al «abandono del servicio», solicitan que se convoque antes del 1 de diciembre una Mesa Sectorial y una Mesa General para tratar los cuatro puntos que reclama la plantilla: reglamento y estructura, establecer los mínimos de los parques -siendo el más pequeño de 4 bomberos-, valoración del puesto de trabajo, y creación del grupo de incendios forestales.

Según han dado a conocer en rueda de prensa Patxi Ayensa y Urko Araiz, las quejas registradas van dirigidas a la presidenta de Navarra, María Chivite, «por cómo está gestionando» el vicepresidente, Javier Remírez, el Servicio de Bomberos de Navarra. Los firmantes del documento pertenecen a todas las escalas (bomberos, cabos, sargentos, suboficiales, oficiales y jefes de sección), y a todos los parques de Navarra.

«El malestar existente entre la mayoría de la plantilla ha sido algo interno y lo hemos intentado canalizar mediante las pertinentes negociaciones a través de la comisión de personal, cosa que ha sido totalmente imposible con el señor Remírez y la señora López -directora general de Interior-«, según han manifestado en un comunicado al que dan dado lectura.

En este sentido, han reivindicado que «las cosas no van bien en Bomberos de Navarra» y que «la situación de abandono de este Servicio es algo heredado y viene de largo, no surge este verano» ni «con el inicio de esta legislatura». A su juicio, «el problema es estructural y viene de muy atrás», ya que los sucesivos Ejecutivos «han ido parcheando estos problemas pasando la pelota al siguiente Gobierno, los gestores han ido pasando, pero los problemas siguen ahí haciéndose cada vez más y más grandes».

«No estamos culpando a este Gobierno de haber creado los problemas que minan nuestro Servicio, estamos diciendo que no se está actuando correctamente en la dirección que se debería. Hasta la fecha, parte de esos problemas y carencias los hemos solventado la plantilla con grandes dosis de voluntariedad, (cobertura de los mínimos de parque, creación de grupos de trabajo sin compensación, investigación de las nuevas problemáticas y autoformación en nuevas técnicas, respuesta ante la necesidad de reforzar el operativo ante siniestros como los incendios del verano o la pandemia, etc..), pero nos tememos que esa voluntariedad manifestada mediante hechos una y otra vez por la plantilla de Bomberos de Navarra, de no existir una justa reciprocidad por parte del Gobierno, va a llegar a su fin», han subrayado.

Por todo ello, han considerado que «hay que fortalecer el Servicio de Bomberos» y que «este Gobierno, a pesar de las inversiones que se están haciendo, no está entrando a la raíz del problema». «No queremos palmaditas en la espalda cada vez que salimos en los medios haciendo nuestro trabajo, no queremos elogios, no queremos buenas palabras en el Parlamento y en los medios de comunicación. Queremos hechos y soluciones», han reivindicado.

REIVINDICACIONES DEL COLECTIVO

Según han manifestado, «no tenemos estructura, ni técnica ni operativa», ya que tres de las cinco jefaturas están «desiertas», que existen «altos porcentajes de interinidades en todas las escalas y falta de mandos», y que «en las competencias de prevención e investigación que nos otorga la Ley Navarra de Emergencias no hay ni una sola persona asignada».

También han asegurado que «no tenemos reglamento, pese a ser un compromiso de inicio de legislatura y haber sido acordado en acuerdos presupuestarios», y que carecen de «una valoración real del puesto de trabajo, con retribuciones sin actualizar desde hace 20 años, con parques bajo mínimos y parques con 3 bomberos por turno (con el riesgo que implica para los intervinientes y para dar una respuesta adecuada a la emergencia)».

En esta línea, han advertido de que no hay un «grupo específico de incendios forestales, lo cual tiene más gravedad tras las bonitas palabras después de los incendios de junio». Por ello, a través de la «dinámica movilizadora «No al abandono del Servicio de Bomberos», los 310 firmantes, el 80% de la plantilla, quiere «dejar claro que tenemos voluntad de seguir trabajando como hemos venido haciendo hasta ahora».

Club Hipico

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.