Marlaska dice que para prohibir el Ospa Eguna «hay que tener elementos determinantes» y que compete al poder judicial

Afirma que el derecho de reunión y de manifestación son «claves» y «básicos en toda democracia»

SANTOÑA, 2 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha afirmado, en relación con la celebración anual del ‘Ospa Eguna’ en Alsasua, prevista para este sábado y del que algunos partidos y colectivos han pedido su prohibición, que para limitar un derecho «hay que tener elementos importantes y determinantes», y que «para eso está el poder judicial».

En este sentido, ha aludido al estado de derecho, en el que el derecho de reunión y de manifestación son «claves» y «básicos en toda democracia». «Si alguien entiende que un hecho es o puede ser constitutivo de delito y debe ser prohibido, en ese caso está el poder judicial, al que debe acudir y resolver», ha zanjado.

Por otro lado, ha considerado «triste» y «ruin» que el PP «instrumentalice» el terrorismo para criticar al Gobierno por el traslado de presos de ETA a cárceles del País Vasco y ha insistido en que es una medida que responde a la aplicación de la ley.

«Parece haber olvidado el PP que a ETA le venció el estado de derecho, le venció la ley», por lo que «me parece que el estado de derecho tiene que seguir aplicando la ley tras derrotar a la organización terrorista», ha sentenciado a preguntas de la prensa por las recientes críticas de los ‘populares’.

A juicio de Grande-Marlaska, el partido «siempre ha instrumentalizado el terrorismo y fundamentalmente el de ETA» a pesar de tratarse de un «fenómeno desgraciado en la historia de nuestro país que tanto dolor nos causó», pero ha remarcado que fue el PP el que «acercó a más de 500 presos de la organización separatista ETA a Euskadi» cuando todavía «asesinaba».

Sin embargo, ha defendido que es ahora cuando el acercamiento de los presos a su entorno responde a la ley, una vez que ya no existe la política antiterrorista que en su momento avaló la dispersión de los reclusos.

Una vez que la banda se disolvió, se volvió a aplicar la ley penitenciaria y se recuperó el derecho de los internos a cumplir condena cerca de su entorno familiar. «El Estado derecho venció a ETA aplicando la ley y esa es su fortaleza, que sigue aplicando la ley en el día a día», ha repetido el ministro, aclarando que los traslados se deciden con estudios individualizados y a propuesta de las juntas de tratamiento penitenciario.

Por ello, ante la solicitud del PP de que comparezca sobre este asunto en el Congreso, Grande-Marlaska, que ha hecho estas declaraciones a preguntas de los medios en la prisión de El Dueso de Santoña –donde ha acudido hoy para firmar un convenio para la creación de una oficina judicial–, ha dicho que lo hará si así se acuerda, pero será para «repetir y repetir lo mismo».

Las críticas han vuelto a surgir tras autorizarse el traslado de 13 presos relacionados con la banda, entre los que se destacan los exdirigentes Francisco Javier García Gaztelu ‘Txapote’ y Henri Parot. Sin embargo, el ministro ha reiterado que estos últimos permisos «no son diferentes a los otros traslados que venimos acordando en los últimos cuatro años, como se acuerda en los traslados con todo tipo de internos».

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.