Los Presupuestos de Navarra siguen su curso al rechazarse la enmienda de totalidad de NA+

Navarra Suma afirma que los Presupuestos son «electoralistas» y no recogen «un proyecto de largo plazo» para la Comunidad foral

PAMPLONA, 17 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves la enmienda a la totalidad presentada por Navarra Suma al proyecto de Presupuestos Generales de Navarra para 2023, de forma que las cuentas siguen su recorrido en el Parlamento foral para su previsible aprobación a finales de diciembre. PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E han votado en contra de la enmienda.

El proyecto elaborado por el Gobierno foral para el ejercicio de 2023 alcanza los 5.748 millones de euros, de los que 5.238 millones corresponden al gasto no financiero y el resto, 510 millones, al gasto financiero (amortización de deuda y pago de intereses).

El techo de gasto no financiero supone un incremento del 9,28% respecto al Presupuesto de 2022, que ascendía a 4.767 millones de euros, lo que arroja una diferencia en términos absolutos de 471 millones de euros, 249 de los cuales proceden de los fondos europeos.

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno foral, Elma Saiz, ha defendido «las virtudes del proyecto de Presupuestos frente al ataque y argumentación de Navarra Suma en su enmienda a la totalidad, otra enmienda a la totalidad que sigue colocando a Navarra Suma en el lugar de oposición que simplemente dice no a todo, incluso con su ‘no’ desde el principio a sentarse en una mesa para hablar de proyectos».

Elma Saiz ha asegurado que el Gobierno foral es «plenamente consciente del panorama económico al que nos enfrentamos y con base en este escenario se han realizado las proyecciones macroeconómicas para los Presupuestos», por lo que ha rechazado que Navarra Suma hable de que las previsiones del Gobierno son «optimistas». La consejera ha argumentado que los Presupuestos «cuentan con el aval» de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), «que califica como factibles las cifras de PIB y empleo».

Saiz ha señalado que los Presupuestos para 2023 están «diseñados para dar estabilidad económica y social a una sociedad que lo necesita y persigue unos retos irrenunciables para este Gobierno, avanzar en la igualdad de los ciudadanos de Navarra, luchar por la reactivación económica y social, o fomentar el talento en la Comunidad foral». «Todo esto son realidades que se contienen en el proyecto de Presupuestos», ha afirmado.

La parlamentaria de Navarra Suma María Jesús Valdemoros ha afirmado que en el Gobierno «mienten sin tapujos, dicen que estamos en el no a todo, pero mienten, porque el 40% de las iniciativas de esta Cámara han tenido unanimidad y el 70% han salido sin votos en contra». Así, respecto a Presupuestos, ha señalado que la propuesta de Navarra Suma fue que «nos sentábamos si el Gobierno no se sentaba con Bildu, pero no ha querido». «Pactan con Bildu porque quieren. Ya solo falta que la culpa la tengamos nosotros», ha dicho.

Valdemoros ha expresado sus dudas sobre las previsiones macroeconómicas con las que el Gobierno ha elaborado las cuentas. «Están en una apuesta muy arriesgada, prefieren mostrarse optimistas, porque se dejan llevar por el ambiente electoral y de lo bien que les viene contar con más recursos que nunca para sus arreglos entre partidos, perdiendo de vista que los Presupuestos no son un patrimonio a repartir entre los intereses de un partido sino una herramienta para gestionar del mejor modo posible los recursos públicos», ha añadido.

«Estos Presupuestos no son los que convienen a Navarra. No tienen un proyecto de largo plazo para Navarra, no han sido capaces de tener un compromiso claro con las grades inversiones de Navarra por débitos políticos. El proyecto tiene tono electoralista. Los Presupuestos han sido el pegamento para aunar un batiburrillo de partidos que sostienen al Gobierno, pero de un proyecto de futuro y de bienestar para esta comunidad, vayan ustedes a saber», ha afirmado.

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha asegurado que «volvemos a vivir el día de la marmota con la enmienda a la totalidad de Navarra Suma, que ni siquiera por educación, ni por decoro institucional, ni por respeto a sus votantes y al conjunto de la ciudadanía acudió a la reunión convocada por el Gobierno para explicar las bases del Presupuesto para Navarra e intentar buscar puntos de acuerdo». «Navarra necesita nuevos Presupuestos y la ciudadanía nos exige acuerdos, y desde nuestra responsabilidad políticas estamos obligados a buscarlos», ha dicho, para señalar que «Navarra no puede quedarse sin Presupuestos simplemente por estrategia política o por egoísmo político de la derecha navarra. Los ciudadanos no admiten vetos, quieren soluciones», ha dicho, para señalar que el objetivo de los Presupuestos para 2023 es «proteger a la ciudadanía y al tejido productivo».

Por parte de Geroa Bai, Uxue Barkos ha afirmado que en la elaboración de los Presupuestos «existe un espacio para el diálogo y para la propuesta, que es muy anterior a la presentación de una enmienda a la totalidad, y en este espacio de diálogo Navarra Suma ha brillado un año más por su ausencia». «Lo que se nos está proponiendo es que no haya Presupuesto para Navarra en 2023. Quieren castigar a la sociedad navarra con la inestabilidad política, con su incapacidad para sentarse a negociar, para sentarse a acordar con los grupos de esta Cámara. No han arrimado el hombro con el resto de representantes», ha censurado. Además, ha reprochado a Navarra Suma que diga que las cuenta son electoralistas. «Lo hace quien hoy más que nunca en este pleno manifiesta de manera indisimulada su afán electoralista», ha dicho.

La parlamentaria de EH Bildu Laura Aznal ha afirmado que Navarra Suma «no ha sido ni siquiera capaz de sentarse a hablar con el Gobierno para poder llevar adelante su proyecto, suponiendo que tengan proyecto, que es algo que ponemos en duda». Aznal ha reconocido, no obstante, que «con estos Presupuestos nos volvemos a quedar cortos, vuelve a faltar la ambición necesaria, faltan las medidas de carácter estructural que son indispensables para hacer frente a esta situación, pero queremos valorar el acuerdo presupuestario alcanzado, porque hemos vuelto a demostrar nuestra capacidad de acordar».

Desde Podemos, Mikel Buil ha señalado que el Presupuesto está «bien dotado de diferentes acuerdos, no acuerdos partidistas, sino acuerdos para la sociedad». «El proyecto es positivo en el esfuerzo que han hecho los cinco grupos en llegar a acuerdos. ¿Echamos cosas de menos? Sí. ¿Son los de Podemos? No. Son los de cinco formaciones. Echamos en falta el despliegue de la tercera fase de la renta garantizada, contener los precios alquiler, más ambición para crear una empresas pública de energía, pero de todo esto ya hablaremos en la próxima legislatura», ha dicho.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha expresado su rechazo a «una enmienda a la totalidad que no propone otra alternativa que la prórroga de los Presupuestos del año anterior». «Nuestra política económica, nuestra política social, medioambiental, está muy lejos de la de Navarra Suma», ha afirmado. De Simón ha reconocido, al igual que Podemos, que «este no es el Presupuesto que habría diseñado Izquierda-Ezkerra si hubiésemos tenido la posibilidad de tener una intervención más amplia pero si que tienen un importante componente social, ya que el 55,49% del Presupuesto va a gasto social».

Club Hipico

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.