Localizados en Berriozar una mujer nonagenaria francesa y su hijo de 60 que se encontraban desorientados

PAMPLONA, 20 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Brigada de Comunicación y Enlace Operativo y de la Unidad de Cooperación Policial de la Policía Foral, en coordinación con la Policía Municipal de Berriozar y agentes franceses, han colaborado recientemente en la localización de un familiar de dos personas de nacionalidad gala que se encontraban desorientadas en Berriozar.

Todo se inició con una llamada particular a SOS Navarra. La alertante informaba de que se encontraba con una mujer de 90 años de edad, completamente desorientada, que sólo se expresaba en francés, y que portaba su documentación personal y las llaves de un vehículo, que tampoco sabía dónde se encontraba.

En un principio SOS movilizó a una patrulla de la Policía Municipal de Berriozar que acudió al lugar. Los agentes municipales solicitaron a continuación colaboración a la Policía Foral.

Desde el Centro de Mando y Coordinación (CMC) de la Policía Foral, todas las actuaciones dirigidas por el jefe de Sala estuvieron centradas en asegurar la situación de los ciudadanos franceses y a localizar a algún familiar o persona que pudiera hacerse cargo de ellos.

Se gestionó con la Policía Municipal la localización del vehículo, en cuyo interior se encontraba un varón de 60 años con déficit cognitivo e hijo de la mujer desorientada. También se solicitaron a SOS Navarra recursos médicos para trasladar a las dos personas al Hospital Universitario de Navarra, para una valoración.

Con la identificación de la mujer, un agente de la Unidad de Cooperación Policial de la Policía Foral, a través del agregado de Interior de la embajada francesa en Madrid y del Centro de Cooperación Policial y Aduanera (CCPA) de Hendaya, realizó las averiguaciones y gestiones tendentes al conocimiento de la posible existencia de denuncias por desaparición de las personas localizadas en Berriozar y a la localización de familiares u otras entidades que pudieran hacerse cargo de las mismas.

Fruto de estas gestiones, se recibió la llamada de un hijo y hermano de las personas afectadas. Indicó que podría desplazarse a Pamplona al día siguiente, desde su domicilio en proximidades de Toulouse. Desde el Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral se mantuvieron contactos con el Hospital Universitario de Navarra, donde madre e hijo quedaron ingresados.

Al día siguiente, una patrulla de seguridad ciudadana acompañó al familiar hasta el hospital y posteriormente hasta el lugar donde se encontraba el vehículo para que hacerse cargo del mismo, ha informado la Policía Foral en una nota.

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.