Licitan las obras para reparar el puente sobre el rio Queiles en Cascante

El proyecto, cuyas obras tienen un coste de 168.876 euros, permitirá reducir las incidencias de la carga sobre la estructura, así como reparar los diferentes elementos del puente que se encuentran dañados

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha sacado a licitación las obras de reparación y refuerzo del puente situado en la carretera NA-6830 sobre el río Queiles, en la localidad de Cascante.

El objetivo de esta actuación es doble: por un lado, reducir la incidencia de las cargas sobre la estructura del puente, y por otro, reparar los diferentes elementos de la estructura que se encuentran dañados.

Las actuaciones contemplan, previo fresado y excavación del terreno, la instalación de una losa de hormigón colaborante de 30 cm de espesor que servirá para repartir las cargas en una mayor superficie. Además, permitirá impermeabilizar el puente frente a posibles filtraciones procedentes de la plataforma.

Para reparar los distintos elementos del puente que presentan daños, se realizará un cosido mediante barras de acero con el fin de evitar la separación de los sillares, y se reparará mediante inyección de mortero de cal las fisuras transversales y los espacios menores existentes en las bóvedas. Además, se sustituirán las piezas de fábrica y sillerías que faltan o se encuentran en mal estado, y se protegerán los apoyos situados en el perímetro del puente para evitar su socavación por efecto del agua.

Mañana, 17 de septiembre, se abre el plazo de presentación de los proyectos, concluirá el 7 de noviembre. El presupuesto base de licitación asciende a 168.876 euros, IVA incluido y las obras tendrán una duración de 12 semanas. El anuncio de licitación se puede consultar desde hoy en el Portal de Contratación del Gobierno de Navarra.  

Uno de los principales accesos al municipio

El puente sobre el río Queiles a su paso por la localidad de Cascante se encuentra situado en la carretera NA-6830. Incluido en el inventario del Patrimonio Arquitectónico de Navarra, constituye uno de los dos accesos principales al municipio al conectar el núcleo urbano con la carretera nacional N-121C, por lo que se trata de una estructura fundamental para garantizar el tráfico rodado en la zona.

De dimensiones reducida, dado que salva un cauce estrecho, tiene cerca de 12 metros de longitud y una anchura de 7,80 metros. La estructura tiene una doble bóveda, construida mediante fábrica de ladrillo y sillares de piedra, que presenta oquedades, gritas y huecos antiguamente ocupados por sillares de piedra que se han desprendido. Sobre ella hay actualmente colocada una capa de material granular y una pavimentación realizada mediante mezcla bituminosa en caliente, que presenta un estado defectuoso.

Con esta actuación se trabajará sobre ambas problemáticas, reduciendo la incidencia de las cargas en la plataforma que soporta la estructura y reparando y reforzando los elementos del puente que se presentan dañados.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.