La UN participa en un programa para mejorar la atención sanitaria de pacientes con cáncer al final de su vida

PAMPLONA, 7 (EUROPA PRESS)

El ATLANTES Global Observatory of Palliative Care del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra (UN) desarrollará un paquete de trabajo en un nuevo proyecto Horizonte 2020 financiado por la Comisión Europea destinado a mejorar la atención sanitaria de pacientes con cáncer al final de su vida.

Según han informado desde el ICS en nota de prensa, el proyecto global, liderado por la Universidad de Radboud (Países Bajos), consiste en desarrollar, implementar y evaluar un programa pionero de cuidados paliativos de transición en pacientes con cáncer. La intervención facilitará una transición fluida del hospital a la atención comunitaria en los últimos meses de vida.

Según la investigadora del ICS María Arantzamendi, que forma parte del equipo, la iniciativa «responde a la necesidad de que los pacientes con cáncer avanzado tengan información y certeza sobre el tratamiento y los cuidados que recibirán a partir de la salida del hospital».

Arantzamendi ha considerado que, «con frecuencia, la comunicación entre los profesionales que proporcionan atención sanitaria en diferentes entornos no es óptima» y esto desemboca «en una falta de continuidad y coordinación en la atención al paciente». Según ha indicado, estas circunstancias «influyen negativamente en la calidad de vida del enfermo y aumentan el número de hospitalizaciones que se podrían prevenir».

El planteamiento del programa consta de cinco componentes fundamentales. El primero es identificar en el momento del alta hospitalaria a aquellos pacientes con necesidades de cuidados paliativos y de apoyo, en colaboración con el oncólogo y el equipo hospitalario de medicina paliativa.

El segundo es la comunicación compasiva hacia el paciente y su familia, y el tercero, un plan de atención multidimensional colaborativo y el seguimiento en el entorno de atención domiciliaria.

IDENTIFICAR BARRERAS Y OPORTUNIDADES

El cuarto, que coincide con el paquete de trabajo que lidera ATLANTES, incluye la evaluación del programa. «Consiste en un proceso de análisis de adaptación e implementación. Se utilizará un enfoque de estudio de casos para identificar barreras y oportunidades para el éxito de la implementación y participación activa de los pacientes y profesionales de la salud en el programa», ha destallado María Arantzamendi.

El último es la identificación de la fase terminal, basada en evaluaciones periódicas, con la intensificación adecuada de los cuidados y las charlas sobre el final de la vida según las posibilidades y hábitos locales.

Además de expertos de la Universidad de Navarra, en el proyecto participan especialistas del Centro Médico de la Universidad Radboud (Países Bajos), la Universidad de Bonn (Alemania), la Universidad de Lancaster (Reino Unido), la Universidad de Pecs (Hungría), la Universidad Zielonogórski (Polonia), el Centro de Cuidados Casa Sperantei (Rumanía), la Asociación Europea de Cuidados Paliativos, la Universidad Católica Portuguesa (Portugal) y la Coalición Europea de Pacientes con Cáncer.

El proyecto se enmarca en la línea de Medicina Paliativa, uno de los principales ejes de la Estrategia 2025 de la Universidad de Navarra. Promueve una investigación orientada al impacto social y una producción científica con foco, en este caso, a la búsqueda de soluciones personalizadas para el cuidado de la salud de los pacientes con enfermedades que cursan con dolor intenso.

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.