La Ribera estrena dos puntos limpios y una planta de tratamiento de residuos y bioestabilización

Publicidad

El consejero Ciriza ha visitado en Tudela y en el vertedero del Culebrete las nuevas instalaciones, en las que el Ejecutivo foral ha invertido 1,4 millones de euros

El Gobierno de Navarra ha invertido 1,4 millones de euros en la construcción de una planta de bioestabilización y tratamiento de materia orgánica selectiva en el vertedero del Culebrete y dos puntos limpios que darán servicio a las localidades de la Ribera. La nueva planta permitirá tratar hasta 18.700 toneladas de residuos al año y transformarlas en material bioestabilizado, destinado para la restauración de suelos.

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, ha participado en la visita a estas nuevas instalaciones ubicadas en el vertedero del Culebrete y en Tudela, acompañado por el director general del Administración Local y Despoblación, Jesús Mª Rodríguez; el gerente de NILSA, Fernando Mendoza; el presidente de la Mancomunidad de la Ribera, Fernando Ferrer, y varios alcaldes de las 19 localidades que forman parte de la mancomunidad.

La instalación de estas tres nuevas infraestructuras en la Ribera ha supuesto una inversión de más de 1,8 millones de euros, con aportación de 1.462.692 euros a cargo del Gobierno foral a través del Plan de Inversiones Locales (PIL) y 375.320 euros sufragados por el Consorcio de Residuos.

Puntos limpios en Tudela y el Culebrete

Los puntos limpios se han emplazado en la entrada al vertedero del Culebrete y en Tudela, en la carretera a Alfaro, frente al edificio de los bomberos. Para su construcción se han empleado módulos prefabricadas con una rampa de acceso a la parte superior desde donde acceder a los contenedores. La instalación se ha completado con la adquisición de 70 contenedores metálicos de caja abierta con capacidad para almacenar residuos de densidad media. Además, los puntos limpios cuentan con un recinto cerrado para oficina de control, vestuarios y aseos. Las obras han sido ejecutadas por la empresa Construcciones Boreste S.A., con la dirección de CINTEC S.L., y Construcciones Victorino Vicente S.L. para el lote de contenedores.

Los puntos limpios estarán abiertos de lunes a sábado. La instalación del Culebree funcionará de las 8:00 horas a las 20:00, mientras que el punto limpio de Tudela tendrá un horario de 10:00 a 12:00 y de 16:00 a 20:00 horas.

Estas infraestructuras, que complementan al servicio de punto limpio móvil que se oferta en las localidades de la Mancomunidad, permitirán depositar, eliminar y reciclar los residuos domésticos que no pueden arrojarse en los contenedores por su peligrosidad o características físicas. Entre otros, la ciudadanía podrá deshacerse en estas instalaciones de aparatos eléctricos y electrónicos, fluorescentes, lámparas, muebles, colchones, ropa, calzado, textiles, cerámica, restos de podas y jardines, aceites, aerosoles, productos químicos o pinturas, entre otros objetos.

Navarra cuenta en la actualidad con 29 puntos limpios, a los que se suman otros 8 puntos móviles y 18 mini-puntos limpios. Gracias a esta red, todos los puntos limpios de las mancomunidades integradas en el Consorcio de Residuos han aumentado un 74% la cantidad de residuos recogidos, con más de 4.000 toneladas acumuladas durante el año 2019.

Nueva planta de bioestabilización

La planta de tratamiento tiene una dimensión de 56×42 metros y consta de 12 trincheras para tratar, de forma separada, la materia orgánica recogida selectivamente en la Mancomunidad de la Ribera, y en otras trincheras los rechazos del proceso de tratamiento de la fracción resto. La UTE Murias Construcciones S.A. y FCC Medio Ambiente S.A. ha sido la encargada de su construcción, en base a un proyecto de GEPROCON.

Pie de foto: Visita al punto limpio de Tudela. En primera fila, de izda. a dcha.: Raúl Salanueva, jefe de la Sección de Residuos; Fernando Mendoza, gerente de NILSA; Alejandro Toquero, alcalde de Tudela; Bernardo Ciriza, consejero de Cohesión Territorial; Fernando Ferrer, presidente de la Mancomunidad de la Ribera; Jesús Mª Rodríguez, director general de Administración Local y Despoblación. Arriba, de izquierda a derecha: Andrés Agorreta, alcalde de Fontellas; Gustavo Rodríguez, alcalde de Cabanillas; y Fermín Corella, gerente de la Mancomunidad de la Ribera.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.