La Policía Foral alerta de un aumento de hurtos por el método del abrazo

En las últimas fechas se han denunciado e investigado cinco casos

PAMPLONA, 2 (EUROPA PRESS)

La Policía Foral ha alertado a la ciudadanía sobre la posible presencia en Navarra de grupos delincuenciales especializados en hurtos mediante el llamado abrazo solidario o cariñoso.

Se trata de mujeres, generalmente de países del Este, cuya actividad se centra en el País Vasco y que, dada la cercanía geográfica, pueden trasladarse a Navarra para practicar este tipo de delitos. Recientemente se han producido estos hechos en Irurtzun, Olazagutía, Alsasua, Pamplona y Noáin.

El abrazo solidario es una técnica de hurto cuyo ‘modus operandi’ consistente en aproximarse a una víctima, normalmente de avanzada edad y no acompañada, que porta objetos de valor en cuello o muñecas. Tratan de embaucarla mediante saludos efusivos, aparentando que le conocen, solicitando información de cualquier tipo o, incluso, ofreciéndoles favores sexuales. Mientras llevan a cabo esta conversación de distracción, las víctimas son sujetadas de manos y brazos, buscando hurtarles collares, pulseras, relojes o cualquier objeto de valor, explica la Policía Foral.

Las autoras demuestran gran habilidad para abrir o forzar los cierres de las joyas o relojes. Ello, unido a que la víctima se sienta sorprendida e incómoda por el acercamiento de una desconocida efusivamente, hace que no reparen en que les están sustrayendo los objetos de valor. En ocasiones, no es hasta minutos más tarde cuando echan en falta el objeto y se han dado casos en los que se ha empleado la violencia si la víctima se ha percatado del hurto.

Los delitos se producen en la vía pública y zonas frecuentadas por personas de edad avanzada, como centros de salud, religiosos, residencias de mayores, sociedades de jubilados o zonas de paseo. En otras ocasiones se realiza un pequeño seguimiento a las víctimas, actuando en cercanías del portal y abordándoles cuando van a acceder al domicilio.

La Policía Foral ha aconsejado desconfiar de desconocidos que se nos acerquen invadiendo nuestro espacio personal, sobre todo si se muestran efusivos y cariñosos (no permitir por tanto el contacto físico). También se recomienda evitar transitar en solitario, hacer ostentación de joyas o relojes de alto valor económico, revisar el estado de los cierres de estos objetos y guardar fotografías de los mismos para que si alguno de ellos es sustraído, se pueda aportar al presentar la denuncia.

En caso de ser víctima o testigo, llamar al teléfono de emergencias 112 (o directo de Policía Foral, 948-20- 29-29) para movilizar patrulla y comenzar la investigación en ese momento tendente a identificar a los autores.

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.