La oferta estival de Turismo permite recorrer la historia y parques de Pamplona en patinete eléctrico de montaña

PAMPLONA, 22 (EUROPA PRESS)

La riqueza cultural y ecológica de Pamplona se puede descubrir este verano con las visitas guiadas a la ciudad en patinete eléctrico de montaña. La propuesta de Turismo consiste en un plan de mañana completa, entre las 9.30 y las 13.30, ideado para cualquier persona interesada, incluidas familias con niños pequeños, para los que se ofrece un carrito biplaza adosado al patinete. Las visitas se ofrecen desde este viernes día 26 en castellano, francés, inglés e italiano y es necesario reservar en la web https://feelnavarra.com/rutas/visita-guiada-en-pamplona/.

El recorrido en los conocidos como e-scooters sigue la cronología histórica en la construcción de Pamplona e incluye algunas zonas en las que se debe ir a pie, es decir, combina partes con apoyo eléctrico, partes con impulso de zancada y otras como peatones. Los guías acompañan la actividad en todo momento y realizan paradas explicativas de los puntos más relevantes.

Además de las murallas y zonas verdes de la ciudad, se recorren varias calles del Casco Antiguo y puntos del Camino Santiago. Para terminar la visita, se ofrece una pequeña degustación gastronómica. Es posible grabar un vídeo de la experiencia, previa demanda, o utilizar una cámara GoPro o similar, puesto que hay cascos adaptados. También se puede solicitar servicio de recogida y retorno en el caso de estar alojados en un establecimiento hotelero.

La visita guiada, que cuenta con su correspondiente seguro, se inicia con la instrucción en el manejo de los patinetes, en una zona segura. El manejo es sencillo. Cuando el funcionamiento ya está dominado, se inicia el recorrido propiamente, desde el parque de la Media Luna hacia la catedral, pasando por el mirador del Caballo Blanco. Desde allí, con diversas paradas explicativas, se llega a la plaza Consistorial, al parque de la Taconera y, siguiendo el Camino de Santiago, al recinto amurallado de la Ciudadela, para volver hacia la plaza del Castillo, el Monumento al Encierro y la Plaza de Toros.

El broche final a este recorrido por el patrimonio cultural de la ciudad tiene un toque gastronómico: un pintxo-pote concertado, para el que se puede utilizar la tarjeta Pamplona Iruña Card (PIC).

Esta actividad con e-scooters todocamino o patinetes eléctricos de montaña se alinea con el programa ‘Pamplona es verde’, un proyecto común de las áreas de Sostenibilidad, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Pamplona que propone actividades de ocio sostenible en las principales áreas verdes de la ciudad. De hecho, Pamplona cuenta con 60.000 árboles y 300 hectáreas de zonas verdes que suponen el 15% de la superficie de la ciudad y le otorgan una mejor calidad de vida.

Busca más información…

Publicidad

[adrotate banner=»15″]

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*