La ministra de Ciencia e Innovación afirma que Navarra «ha hecho de las energías renovables una seña de identidad»

PAMPLONA, 4 (EUROPA PRESS)

La ministra de Ciencia e Innovación del Gobierno de España, Diana Morant, ha afirmado que Navarra «ha hecho de las energías renovables una seña de identidad» y que «el mejor legado que nuestra generación ha de dejar a las generaciones venideras es un planeta habitable», lo cual «vendrá de la mano de un nuevo modelo de energía».

Así lo ha afirmado este jueves en Sarriguren, en la presentación, realizada junto con la presidenta de Navarra, María Chivite, del informe ‘Energías renovables: inquietudes sociales y nuevos desarrollos científico- tecnológicos. Un desafío transdisciplinar’, elaborado por Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Se trata del segundo informe de una serie de estudios de tendencias de la investigación española que realiza cada año el Ministerio de Ciencia e Innovación, a través de FECYT, y en los que se analizan temas de actualidad científica y social.

Morant, que ha señalado que «no hay mejor comunidad que Navarra» para presentar el estudio, ha advertido de que «el cambio climático avanza, dejando daños que son irreversibles» como el aumento de las olas de calor, sequías o incendios. «Pero aún estamos a tiempo de revertir la situación, y quizás eso sea el horizonte de esperanza que nos tenemos que poner», ha indicado, tras señalar que «estamos en el camino adecuado».

La ministra, que ha asegurado que «estamos volcados en el reto de la transición energética», ha añadido que «si nuestra generación ha heredado un sistema sanitario universal o una educación de calidad, fruto del esfuerzo de quienes nos precedieron y abordaron esos retos con valentía, nosotros tenemos que dejar otro gran legado», que debe ser la energía verde, «sostenible, segura y asequible». «Porque una energía cara también es insostenible», ha manifestado, para a continuación manifestar que «tenemos la voluntad, tenemos los recursos y tenemos las herramientas para acelerar la transición energética».

Por otro lado, ha señalado que cuando desde CENER «empezasteis a trabajar en las energías del presente y del futuro, algunos os llamaron locos, pero erais los visionarios». «Así que gracias por haber sido unos atrevidos, unos visionarios, gracias por vuestro arduo y riguroso trabajo, que ha contribuido a que España esté bien posicionada en energías renovables. Gracias por haber creído que desde Navarra se podía liderar un sector productivo tan importante para nuestro país como las energías renovables», ha concluido.

Por su parte, Chivite ha coincidido en que Navarra es una comunidad «referente» en el sector desde hace 30 años y «es un caso de éxito que pone en evidencia que lo público también puede ser un vector económico y del bien común». En este sentido, ha indicado que «hemos sabido hacer de la necesidad virtud, se ha generado un sector económico muy importante que genera empleo, miles de personas en nuestra comunidad».

«Debemos escuchar a la ciudadanía, que habla a través de este estudio», ha dicho Chivite, que ha destacado que «la mayoría» de la sociedad está «preocupada» por el cambio climático, «los jóvenes especialmente». En este sentido, Chivite ha valorado que en la Comunidad foral «la ciudadanía ha integrado con naturalidad la necesidad de ser autosuficientes energéticamente» y ha destacado la «enorme aceptación social» existente en Navarra al respecto. Por todo ello, ha apostado por «actuar urgentemente» para reducir las emisiones que contribuyen al cambio climático y por producir energías «limpias y seguras».

En el acto han participado otras autoridades como la directora general de FECYT, Imma Aguilar, el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, los consejeros de Desarrollo Económico y Empresarial, y Universidad, Innovación y Transformación Digital, Mikel Irujo y Juan Cruz Cigudosa, respectivamente, y el director del CENER, Pablo Ayesa.

En su intervención, Aguilar ha afirmado que el tema del informe es «más que pertinente, en un contexto de cada vez más creciente preocupación sobre el cambio climático e inestabilidades logísticas, sociales o políticas que amenazan el suministro de la energía».

EL PRECIO DE LA ENERGÍA Y SU ESCASEZ, PRINCIPALES PREOCUPACIONES

El estudio está estructurado en tres partes: la opinión de la sociedad, datos sobre la producción científica tanto en España como fuera de ella, y el punto de vista de las empresas. Una de las principales conclusiones del estudio, según Aguilar, es que «la mayoría de las personas encuestadas son muy conscientes del cambio climático, especialmente los jóvenes, y creen necesario la reforma del modelo energético».

Concretamente, el informe recoge que «la subida del precio de la energía y su escasez, y el cambio climático y la contaminación son las principales preocupaciones de la sociedad española en materia energética». Además, la mayoría de la sociedad considera «prioritario» asegurar el abastecimiento de la energía y hacerlo con precios asequibles, así como la conservación del medio ambiente y el impulso de energías renovables.

El estudio señala, asimismo, que existe un «alto nivel de desconocimiento de algunas energías como la geotérmica, la energía marina o el hidrógeno verde». España es, según el documento, «uno de los principales productores de energía eólica en Europa y el segundo con mayor potencia instalada». La energía fotovoltaica, solar, hidráulica, y la generada a partir de biomasa, tienen también un «alto nivel de desarrollo» en España.

Una de las constataciones del informe es que el cambio climático es un problema «complejo» que no admite soluciones sencillas «ni rápidas». Pero también que actualmente hay más conocimiento y tecnologías «que nunca» para «avanzar de forma ambiciosa y rigurosa en la transición ecológica», y que «estamos en el mejor momento desde que empezamos a hablar» de este concepto transición ecológica.

PROPUESTAS DE INVESTIGADORES Y EMPRESAS

El informe recoge también distintas propuestas de la comunidad investigadora y empresas del sector, entre las que destacan «potenciar la energía eólica y solar, tecnologías maduras y con una posición excepcional de España»; «desarrollar un catálogo diversificado de energías renovables sin limitación»; o «intensificar la investigación relacionada con el hidrógeno renovable para solucionar el problema de generación intermitente de energía a través del almacenamiento».

También se propone «desarrollar soluciones híbridas adaptadas al entorno: distintos tipos de energías renovables combinadas, generación de energía con almacenamiento intermitente y calor con electricidad»; y «promover el estudio sobre la regulación y mecanismos de mercado».

Publicidad

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.