La conductora dio positivo en drogas: atropellado un motorista en Tudela

Cruce de la Avenida Zaragoza de Tudela con la Cuesta de la Estación donde sucedió el accidente

El accidente sucedió a las 10:00 horas en la confluencia de Avenida de Zaragoza con Cuesta de la Estación

Un conductor de motocicleta fue trasladado ayer al Hospital Reina Sofía de Tudela al sufrir un atropello en Tudela, aunque fue dado de alta horas más tarde

El suceso ocurrió sobre las 10 de la mañana, cuando SOS Navarra informó que se había producido un accidente de circulación en la confluencia de Avenida de Zaragoza con Cuesta de la Estación. Los agentes desplazados al lugar observaron al conductor de una motocicleta en el suelo atendido por varias personas, quien había sufrido el atropello por parte de un turismo que provenía de la calle Juan Antonio Fernández. El accidentado fue trasladado al Hospital por ambulancia, siendo dado de alta horas más tarde con policontusiones. La conductora causante del accidente fue sometida a la prueba de alcohol y drogas, dando positivo en esta última, motivo por el que fue sancionada.

Además, Policía Local de Tudela atendió otros incidentes en la localidad.

A las 15:20, un conductor solicitó presencia policial en la calle Rabosales al tener problemas con unos jóvenes, quienes le estaban insultando. Los agentes identificaron a todos los implicados, siendo propuesto para sanción uno de los cinco chicos, un menor de 15 años, al proporcionar constantemente datos falsos en su identificación, dando aviso del hecho a su progenitor.

Sobre las 21 horas, una patrulla se desplazó a un domicilio al existir problemas de convivencia. Los agentes identificaron a las tres personas implicadas, una mujer, su hermano y la esposa de éste, presentando la primera un alto estado de embriaguez, motivo por el que se había peleado con su cuñada, no queriendo presentar denuncia. Los agentes movilizaron una ambulancia trasladando a la agresora al hospital, al presentar esta un estado casi de inconsciencia.

A las 22:30, un nuevo caso de mala convivencia requirió que una patrulla se personase en un domicilio, también debido a que un varón había llegado bebido a casa y estaba discutiendo acaloradamente con su esposa. Los agentes calmaron la situación, informando a la mujer de los recursos disponibles para encauzar la situación.

Por último, sobre las 0:30, los agentes se personaron en un domicilio ya que uno de los inquilinos del mismo solicitó presencia policial. Al parecer se trataba de un problema entre inquilino y arrendador, en el que el primero no pagaba la mensualidad correspondiente y el segundo presuntamente amenazaba y le hacía la vida imposible a este para cobrar la deuda. El estado de la vivienda presentaba un estado insalubre, informando de ellos a Servicios Sociales de Base para el estudio y valoración de la situación.

Publicidad

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.