La alcaldesa de Cadreita pide “paciencia y colaboración” con las restricciones al ser “necesarias” para frenar la curva

La alcaldesa de Cadreita, Berta Pejenaute, ha pedido “paciencia y colaboración” a los vecinos del municipio con las medidas de restricción adoptadas, que incluyen el confinamiento perimetral de la localidad, al ser “necesarias” para frenar la curva de contagios de Covid-19.

La alcaldesa ha comentado, tras la entrada en vigor esta pasada medianoche de la limitación de las entradas y salidas en este municipio, que “llevábamos varios días en los que iban aumentando los positivos y no se frenaban”.

“Estuvimos en contacto continuamente con el Departamento de Salud y ya llegamos a la conclusión de que había que tomar medidas mucho más drásticas”, ha explicado Pejenaute, para quien era “necesario” realizar un cribado en el municipio.

Así, según ha señalado, desde Salud “dijeron que lo mejor era un combinado de cribado con confinamiento perimetral del pueblo”, una opción “necesaria” para frenar la curva de contagios en este municipio, que cuenta con una incidencia de 4.328 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días y una incidencia en 7 días de 2.902 casos.

El confinamiento del municipio ha entrado en vigor esta pasada medianoche, al igual que en la localidad de Carcastillo, y se prolongará durante los próximos siete días. La medida se podría prorrogar si “la curva de contagios no se frena”.

Por su parte, está previsto que el cribado a la población se haga el próximo lunes y martes durante todo el día. Según ha indicado la alcaldesa, como en Cadreita “ya se ha confinado prácticamente a todas las aulas” los alumnos tienen las PCR hechas “recientemente”, por lo que las pruebas se harán a los vecinos a partir de los 11 años.

Además, según ha detallado, también habría que restar a las personas que participaron el pasado domingo en el cribado que se realizó a vecinos con edades de entre 40 y 54 años.

Igualmente, Pejenaute ha puesto de relieve que desde el inicio de la pandemia “se hacen desinfecciones de calles, parques e instalaciones continuamente”. Así, los parques se desinfectan todos los días, mañana y tarde, y un día a la semana se hace una desinfección más generalizada con el tractor y la cuba de todas las calles y aceras del pueblo.

Con motivo de la entrada en vigor del confinamiento, la alcaldesa de Cadreita ha pedido a la población que tenga “paciencia” y que “colabore con todas las medidas porque son necesarias para que la curva de contagios se frene”.

También ha reclamado a los vecinos que participen en el cribado para “detectar asintomáticos y así estabilizar la curva y que bajen los contagios”.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.