Interceptado en Cintruénigo por circular en motocicleta por la acera, sin casco y bajo la influencia del alcohol

Publicidad

Fue interceptado por un policía foral fuera de servicio en una calle llena de niños.

Un agente de la Policía Foral fuera de servicio, adscrito a la comisaría de Tafalla, evitó recientemente lo que podía haber sido un accidente al interceptar al conductor de una motocicleta que circulaba por una zona peatonal cerrada al tráfico en Cintruénigo. En el momento de la intervención, la calle por la que circulaba estaba llena de niños

El implicado, un vecino de Cintruénigo de 29 años, circulaba en una motocicleta por la acera, con una mujer en la parte de atrás y sin que ninguno de los dos hiciese uso del casco obligatorio. En un momento dado, el agente logró interceptar el vehículo y tras identificarse como policía foral le ordenó que 
apagase el motor y se bajara de la moto.

El conductor presentaba claros síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Instantes después una patrulla de la Guardia Civil se personaba en el lugar y avisaba al 112.

El autor arrojó una tasa de alcohol en aire espirado de 0.69 mg/l por lo que fue investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Agentes del Grupo de Atestados Policía Foral adscritos a la comisaría de Tudela se ocupan del atestado.
 
Además, la motocicleta fue trasladada hasta dependencias de Policía Foral en Tudela, ya que los agentes encontraron indicios de que el número de bastidor pudiera estar manipulado, para averiguar si ese vehículo había sido previamente robado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.