Impulsan en Tudela un centro intergeneracional con viviendas para mayores con pocos recursos

El convenio entre el Ayuntamiento de Tudela y la Fundación Familia Torres Irigoyen pretende construir al menos 30 viviendas de alquiler en la calle Bailío, de las que 14 estarán destinadas al uso de personas de entre 65 y 80 años de la zona con escasos recursos económicos

El Ayuntamiento de Tudela y la Fundación Familia Torres Irigoyen han suscrito un convenio para la construcción, en la calle Bailío, de un centro intergeneracional de al menos 30 viviendas de alquiler, de las que 14 estarán destinadas al uso de personas de entre 65 y 80 años de la zona, físicamente autónomas pero con escasos recursos económicos, que no puedan vivir en sus domicilios particulares.

Según ha explicado el Consistorio en una nota, este proyecto verá la luz tras la tramitación de un Plan Especial de Adecuación Urbana (PEAU) que «supondrá un incremento de edificabilidad, una modificación en las alturas permitidas y el cambio de la tipología de uso del suelo de residencial unifamiliar a colectivo».

La memoria del proyecto contempla la construcción de al menos 30 viviendas, repartidas en tres bloques independientes con un mínimo de 10 viviendas por bloque, distribuido en planta baja y dos elevadas (baja+2+ático), sin barreras arquitectónicas. Al menos 24 de ellos serán de un dormitorio y el resto, de dos o tres. Uno de ellos está destinado al conserje y su familia, la cual deberá prestar sus servicios en el edificio .

Todas las viviendas dispondrán de baño geriátrico dentro del dormitorio, cuarto inodoro para las visitas, salón comedor con cocina americana y amplio balcón exterior. Los de planta baja dispondrán además de terrazas en la parte posterior.

En la planta semisótano se construirá el aparcamiento de vehículos, así como los servicios interconectados de Atención médica, sala de gimnasia y fisioterapia, sala de estar y música, y cafetería automatizada. En la cubierta, se localizarán los trasteros y el resto se destinará a terraza para los usuarios.

El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, ha valorado la importancia de proyectos de este tipo destinados «a un sector de población especialmente vulnerable al que en muchas ocasiones, tras toda una vida de trabajo, se deja de lado, justo cuando más ayuda de la sociedad y las administraciones necesita». En este sentido, ha asegurado que «este alcalde y su equipo de gobierno favorecerán siempre proyectos de este calado, proyectos que a nivel europeo están floreciendo y proliferando desde hace ya unos años, con la idea de proporcionar a nuestros mayores una vejez digna y segura».

Por su parte, Luciano Torres, presidente de la Fundación Familia Torres Irigoyen, ha destacado el compromiso de la fundación de destinar una ayuda por el valor de un mínimo del 40% de la renta objeto del alquiler.

Club Hipico

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.