Gurelur denuncia el uso de armas de fuego contra las cigüeñas de la Iglesia de Ablitas

Critican que «estos días, varias personas, con la aquiescencia o a solicitud de los responsables de la Iglesia de Ablitas, han procedido a eliminar el nido de cigüeñas existente en la cubierta de la iglesia, nido conocido de toda la vida por los más viejos del pueblo, utilizando para ello todo tipo de herramientas por la dificultad de arrancar el nido, dado que el mismo estaba pegado a la torre, como la mayoría de los nidos con tantos años de existencia»

En Navarra, desde hace unos años,  se están eliminando sistemáticamente nidos de cigüeña blanca ubicados en asentamientos humanos, tales como edificios vecinales e iglesias principalmente. La mayoría de estas actuaciones se están llevando a cabo sin la realización de los preceptivos informes técnicos que garanticen el mantenimiento de las parejas afectadas por estas actuaciones en las zonas donde se actúa. Consecuencia de ello es que se está realizando una mala gestión de esta entrañable ave, que ha pasado de gozar de la simpatía Y protección de una parte importante de la población navarra a ver como se eliminan sus nidos, incluso en plena época reproductora.

Gurelur asegura que «con la eliminación de los nidos de las cigüeñas se pretende eliminar los problemas que algunos de sus voluminosos nidos puedan estar causando en las cubiertas de los edificios e iglesias. Aún siendo verdad que algunos de los nidos de esta especie causan problemas en los tejados donde ubican sus nidos, otras veces se les adjudica los daños que son causadas por el mal estado de las cubiertas y por el alto número de palomas». 

Critican que «estos días, varias personas, con la aquiescencia o a solicitud de los responsables de la Iglesia de Ablitas, han procedido a eliminar el nido de cigüeñas existente en la cubierta de la iglesia, nido conocido de toda la vida por los más viejos del pueblo, utilizando para ello todo tipo de herramientas por la dificultad de arrancar el nido, dado que el mismo estaba pegado a la torre, como la mayoría de los nidos con tantos años de existencia».

«La triste novedad de esta locura contra las cigüeñas navarras es la utilización de escopetas en pleno casco urbano, esperamos que “sólo” las hayan utilizado para asustar a las cigüeñas propietarias del nido destruido, que como era de esperar siguen sin abandonar el edificio que vienen utilizando desde hace décadas para nidificar. La utilización de armas en el casco urbano está prohibida por la ley, motivo por el cual se va a presentar la correspondiente denuncia. Todas estas agresiones a las cigüeñas navarras, hace que Navarra esté a la cabeza de las regiones en la mala gestión de la población de cigüeñas, especie que está incluida en el Catálogo de Especies de Navarra», han denunciado desde la entidad ecologista. 

Gurelur ha solicitado al Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra información escrita de este desaguisado ambiental y social, tales como peticiones, permisos, informes y denuncias si es que se han tramitado. Gurelur confía que al menos esta vez el Departamento de Medio Ambiente no incumpla la Ley de Transparencia y nos haga llegar en el plazo legal la información solicitada para depurar las responsabilidades que correspondan. 

Busca más información…

Publicidad

[adrotate banner=»15″]

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*