Guardia Civil realiza en agosto casi un centenar de atenciones a peregrinos del Camino de Santiago a su paso por Navarra

PAMPLONA, 16 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Navarra ha realizado, durante el mes de agosto, numerosas atenciones a peregrinos del Camino de Santiago a su paso por la Comunidad foral.

Agentes de Gendarmería francesa así como de Arma dei Carabinieri han reforzado la labor de Guardia Civil en el Camino de Santiago por lo que «se está obteniendo una mejor respuesta policial ante una mayor afluencia de peregrinos de otros países, entre los que destacan italianos y franceses».

La cooperación entre guardias civiles, gendarmes y carabinieris permite, ha indicado la Guardia Civil, priorizar la seguridad pública en zonas más despobladas, velar por un alojamiento seguro, proteger infraestructuras críticas así como evitar daños en el patrimonio tanto histórico como artístico y la señalización presente en el Camino.

Durante este mes de agosto, Guardia Civil de Navarra, a través de sus Oficinas Móviles de Atención al Peregrino (OMAP), en colaboración con Gendarmería Nacional Francesa y Arma de Carabinieri ha realizado un total de 98 atenciones en el Camino de Santiago.

Una de esas atenciones fue el auxilio a un peregrino que observaron en el Alto de Erro caminando de manera vacilante. Este peregrino, vecino de Alicante de 35 años, se tendió en el suelo y comenzó a vomitar. Acto seguido por parte de los agentes de la OMAP de Guardia Civil de Navarra se solicitó una ambulancia a la vez que se le despojaba de parte de su ropa para facilitar la bajada de la temperatura corporal y se le hidrataba de forma paulatina.

Una vez que esta persona fue evaluada por personal sanitario en servicio de urgencia, se le trasladó en ambulancia hasta el Hospital Universitario de Navarra, ha informado la Guardia Civil en una nota.

Otra atención relacionada con las altas temperaturas se realizó a una peregrina inglesa de 57 años, que llevaba a cabo su etapa por Puente La Reina cuando sintió una fatiga extrema. La mujer no contaba entre sus pertenencias con ningún tipo de líquido por lo que los agentes colaboraron en su hidratación proporcionándole agua. Una vez se repuso fue acompañada por los agentes hasta el alojamiento donde pernoctaría.

Igualmente en la zona de Alto de Erro, por parte de Guardia Civil se ha auxiliado a una peregrina coreana que al tener problemas con su calzado (tenía tacón) estaba realizando el final de la etapa descalza. Se le acompañó hasta en albergue donde pasaría la noche.

Y otro auxilio destacable ha sido el realizado por una lesión en un tobillo de un peregrino italiano, entre Los Arcos y Villamayor de Monjardín, que no podía continuar con su etapa y fue trasladado por los agentes hasta el centro de salud de los Arcos.

De la misma manera, un peregrino irlandés había perdido su documentación. Las pertenencias de esta persona fueron encontradas por estos agentes que prestan su servicio en el Camino de Santiago y se le hizo entrega a dicho caminante.

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.