Estudiantes del colegio público de Tafalla aprenden cómo combatir el cambio climático a través de su rutina diaria

Publicidad

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la sociedad pública Navarra de Infraestructuras Locales, S.A. (NILSA), ha celebrado este viernes varias actividades educativas en el colegio público Marqués de la Real Defensa, en Tafalla, con motivo del Día Mundial contra el Cambio Climático que se conmemora este sábado.

Los alumnos de 3º y 4º de Primaria han participado en varios talleres sobre agua, economía circular, residuos y contaminación, en los que han experimentado con recursos diseñados a escala para conocer cómo cada persona puede contribuir a paliar los efectos del cambio climático. Usar el transporte público o de medios sostenibles, como la bicicleta; ahorrar energía eléctrica; o consumir de manera más eficientes y reutilizar y reciclar aquellos productos que usamos son algunas de las medidas que cada persona puede implementar en su rutina diaria para contribuir a mitigar el cambio climático, ha informado el Gobierno en una nota.

Un estudio realizado por la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), sobre la evolución de las variables climáticas en Navarra en el periodo 1961-1990, apuntan a un aumento de las temperaturas medias, número de olas de calor, días y noches cálidas y, asimismo, al descenso del número de días de helada, así como una mayor variabilidad en la distribución temporal y en los tipos de lluvia, aunque el nivel de precipitación anual parece mantenerse constante con una disminución del 5-10%.

TALLER EDUCATIVO

Los talleres realizados en Tafalla se incluyen en el programa educativo de NILSA, que se desarrolla de forma ininterrumpida durante todo el año dirigido al conjunto de la sociedad, si bien durante los meses lectivos aglutina al 75% del total de participantes.

En el curso 2019-2020, el equipo pedagógico atendió a 4.538 participantes distribuidos en 245 grupos de 51 localidades de Navarra. Los talleres escolares supusieron el 57% del público y las actividades en el río y visitas a depuradoras alcanzaron un 10% de participación, respectivamente. Las actividades al aire libre se realizaron en los cauces de una decena de ríos (Aragón, Arakil, Baztan, Bidasoa, Cidacos, Ebro, Ega, Queiles, Salazar y regata Urruntzur) y en una quincena de depuradoras (Alsasua-Urdiain, Aoiz, Artieda, Bajo Ebro, Barasoain-Garinóain, Baztan, Beire-Pitillas, Carcastillo, Castejón, Tudela, Estella, Mendavia, Olite-Tafalla, Bajo Ega, Bajo Arga).

En marzo, tras el cese de las actividades durante el confinamiento, NILSA trasladó su actividad educativa a un programa online para seguir ofreciendo medidas de concienciación medioambiental y buenos usos del agua a través de internet. En sus primeros meses de funcionamiento registró más de 8.000 visitas en sus versiones en castellano y euskera.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.