Esparza dice que Chivite «miente» sobre la segunda fase del Canal porque es «imposible» licitar antes de 2024

PAMPLONA, 8 (EUROPA PRESS)

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha manifestado que la presidenta de la Comunidad foral, María Chivite, «miente» sobre la segunda fase del Canal de Navarra cuando señala que antes de final de 2023 se va a licitar la construcción de las tuberías generales ya que, según ha señalado, es «técnicamente imposible» que dicha licitación pueda producirse antes de agosto de 2024.

En una rueda de prensa, el dirigente regionalista ha criticado «un nuevo engaño del Gobierno del Partido Socialista a la sociedad navarra». «La presidenta anunció que antes de final de 2023 se iba a licitar la construcción de las tuberías generales que llevarán agua a la Ribera. Un anuncio que ha mantenido en el tiempo», ha explicado Esparza, que ha subrayado que la presidenta se reafirmó en sus declaraciones «este mismo mes de agosto».

Sin embargo, Esparza ha asegurado que «técnicamente es imposible y mienten, están faltando a la verdad porque están en campaña electoral». «Lo que quieren hacer ver es que han apostado por llevar agua a la Ribera cuando la realidad es que no. Han sido 3 años de parón, de freno, sin tomar en ningún tipo de decisión para no molestar a quien es su socio principal, EH Bildu», ha manifestado.

Tras subrayar que «a lo largo de esta legislatura hemos escuchado repetidamente cómo la culpa de todos los retrasos los tenían los Gobiernos de UPN», Esparza ha apuntado que entre mayo de 2006 y mayo de 2014 «en total se licitaron y adjudicaron en esos 8 años 37.670 hectáreas, y se construyó por completo la primera fase: en 5 años, 22.395 hectáreas». Por el contrario, durante las dos siguientes legislaturas, la primera liderada por Uxue Barkos y la actual, por María Chivite, «no se ha adjudicado nada y se han construido escasamente 7.400 hectáreas en la ampliación de la primera fase que dejó adjudicada el último gobierno de UPN».

«Si hubiéramos seguido los ritmos que en esos 8 años tuvieron los Gobiernos de UPN, la construcción de la ampliación de la primera fase se debería haber terminado en abril de 2018 y se debiera haber adjudicado la segunda fase en el año 2021», ha dicho, para añadir que, sin embargo, «se va a adjudicar la segunda fase, como pronto, en agosto de 2024».

Según ha explicado, «los trámites administrativos» nos llevan a esa fecha, aunque «tenemos un 2023 donde hay unas elecciones forales, municipales y generales», por lo que «yo creo que todavía se va a retrasar y nos vamos a ir más allá de ese agosto de 2024».

«Es imposible el anuncio que ha hecho la presidenta, otra vez quieren engañar, quieren vender humo, en este caso porque están en campaña, pero este Gobierno no ha hecho lo que tenía que hacer para de verdad haber impulsado la llegada del agua a la Ribera de Navarra», ha señalado.

Tras hacer un repaso de los trámites administrativos necesarios y los plazos que requiere cada uno de ellos, Esparza ha añadido que «para sacar a concurso este proyecto se tiene que tener un estudio de viabilidad que a día de hoy no está hecho» y que además «es necesario firmar un convenio entre los Gobiernos de Navarra y España para determinar «cómo se va a pagar» la obra. «Si se fuera a cumplir lo que anuncia la presidenta tan ufana, en el Presupuesto de 2023 habría alguna partida para poder licitar esta obra. No hay ninguna partida en el Presupuesto de 2023 para poder sacar a concurso esta obra», ha subrayado.

Por todo ello, para Esparza, «después de esta legislatura, por mucho que diga el Gobierno del Partido Socialista, no se ha adjudicado un metro cuadrado de obra nueva, no tiene presupuesto para licitar la obra en 2023, no han hecho el plan de viabilidad, no hay plan de financiación, no hay ninguna negociación con el Gobierno de España avanzada para determinar cómo se repartirán los costos, no se va sabe cuál va a ser el canon para las regables, y no hay un modelo de negocio».

El «colmo», según ha añadido, es que el consejero Ciriza nos «vendió en enero de 2023 las obras del Plan de Infraestructuras Locales para ofrecer abastecimiento de agua de boca a los municipios de la Ribera, que se van a ejecutar a partir del año 2026». «Hace falta tener poca vergüenza. En definitiva, el Partido Socialista ha estado frenando esta infraestructura, el Partido Socialista ha pasado de defender el proyecto Itoiz-Canal de Navarra de la mano de UPN a frenarlo de la mano de EH Bildu, y los socialistas, en este momento y por motivos electorales, quieren trasladar otra foto, pero los hechos son los hechos», ha indicado.

En respuesta a los medios de comunicación, Esparza ha indicado que, incluso si la licitación se produjese en agosto de 2024, «las obras son 4 años de ejecución», y la de la zona regable -que supone coger el agua de esos tubos y meterla en la parcela- «ni se sabe» porque «no está definida la zona regable todavía de forma exacta».

Publicidad

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.