Entra en fase de estabilización el incendio de la sierra de El Perdón

PAMPLONA, 20 (EUROPA PRESS)

El incendio que ha alcanzado la sierra de El Perdón, iniciado en la zona de Obanos-Muruzabal, ha entrado este lunes en fase de estabilización tras las continuas descargas de agua realizadas durante todo el día por los medios aéreos y el trabajo realizado por la UME y los bomberos, que han contado con la ayuda de los bulldozers movilizados por el Guarderío de Medio Ambiente.

Según ha informado el Gobierno de Navarra, de los incendios declarados la tarde del sábado «sigue siendo preocupante» la evolución del que afecta a la zona de San Martín de Unx y Gallipienzo. Concretamente, el fuego que ardía en el término de Eslava ha alcanzado un pinar y ha adquirido «una gran fuerza», con llamas de entre 20 y 30 metros de altura, y avanzaba en dirección a Gallipienzo.

No obstante, una vez que salga del pinar encontrará campos de cultivo en los que se ha estado trabajando con maquinaria pesada y vehículos agrícolas para crear cortafuegos con los que se confía en frenar el frente, que también está siendo atacado con 3 aviones Foca y varios helicópteros. Intervienen también efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de diversos parques del Servicio de Bomberos de Navarra, así como el Guarderío de Medio Ambiente y agentes de la Policía Foral.

Preventivamente ha sido desalojada la población de Gallipienzo, y se trabaja «intensamente» para evitar que un frente de este fuego llegue a través del alto de Valgorra a la reserva natural del alto del Conde.

Durante la tarde de este lunes ha surgido un nuevo foco de fuego en Lodosa que ya ha sido controlado por bomberos de La Rioja y miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Sartaguda, y un helicóptero ha realizado varias descargas.

También se ha declarado otro incendio más en territorio de Aragón, aunque lindante con Navarra, en Yesa, que el viento empuja en dirección Jaca. Concretamente, se ha declarado a unos 300 metros del límite con Navarra, e inicialmente avanzaba hacia el Monasterio de Leyre. Un cambio en la dirección del viento aleja ahora las llamas, que se orientan de nuevo hacia el territorio de Aragón. La autovía del Pirineo (A-21) ha sido cerrada al tráfico para facilitar el tránsito de los medios de extinción, pero se puede utilizar «sin riesgos» la carretera de Pamplona a Jaca. Intervienen en su extinción bomberos del parque de Navascués y del Gobierno de Aragón, junto con un avión Foca. Maquinaria pesada y vehículos agrícolas han trazado cortafuegos entre el frente de fuego y el Monasterio.

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.