El programa ACCEDER de inserción socio-laboral de la población gitana en Tudela y comarca ha atendido a 740 personas en cinco años

De izquierda a derecha: Isidro Rodríguez, director de Secretariado Gitano, y Andrés Carbonero, director general de Protección Social y Cooperación al Desarrollo

Está financiado por Derechos Sociales a través de un convenio anual que en 2021 asciende a 57.676 euros

El Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Protección Social y Cooperación al Desarrollo, ha renovado el convenio con la Fundación Secretariado Gitano para financiar en 2021 el proyecto ACCEDER, que se desarrolla en Tudela y su comarca desde 2016.

En sus cinco años de existencia del proyecto ha atendido a 740 personas, mientras que 243 han participado en acciones formativas y se han formalizado 270 contratos.

ACCEDER está orientado principalmente a personas gitanas, desempleadas y que no estén integradas en sistemas de educación o formación o que cuenten con empleos precarios, en situaciones de especial vulnerabilidad. El ámbito de intervención es comarcal, atendiendo a población de Tudela y del resto de la Ribera de Navarra.  

En 2020, a pesar de las limitaciones impuestas por la pandemia, y gracias a que se ha adaptó el sistema de trabajo, se mantuvo el nivel de atención de ediciones anteriores, con 161 personas, de las que 33 acudieron por primera vez al programa.  El 88% de las personas atendidas son gitanas, y de ellas el 61% mujeres y el 45% menores de 30 años.

Por el contrario, el COVID-19  se ha dejado sentir en el número de contrataciones:  frente a las 74 realizadas en 2019, en 2020 se formalizaron 42 contratos que recayeron en 24 personas, el 62% mujeres. Se ha trabajado con 33 empresas, de las que 11 han participado por primera vez en el programa.

Los datos demuestran, por un lado, la repercusión que en general ha tenido la pandemia en la actividad económica, y por otro, la gran temporalidad y precariedad de los contratos a los que acceden estas personas.  El 49% de los contratos son a tiempo parcial y un 98% son temporales y en las categorías más bajas, de peón/auxiliar/aprendiz o ayudante.

La pandemia ha puesto en evidencia la brecha digital de la población gitana

“Ha sido un año duro. Durante el segundo trimestre estuvimos confinados, y quedó patente la brecha digital y falta de medios de las personas gitanas para realizar gestiones de forma telemática, como contactar con el SEPE y la SSSS, o entregar documentación para contratos en las ETT y empresas. Por otra parte, en verano, cuando se comienza a normalizar la situación, el virus arremetió de forma severa a la población gitana, con nuevos confinamientos que dificultaron el acceso a distintos servicios, muchos de ellos ya presenciales”, señalan desde el Secretariado Gitano, entidad gestora del programa.

“El miedo al contagio ha arraigado en la población gitana y este año –indican desde el Secretariado- es preciso trabajar para desechar esos miedos y recuperar la normalidad.

El otro gran reto es apoyarles para reanudar la búsqueda activa de empleo. Es necesario acortar la brecha digital que ha quedado evidente y que deja atrás a las personas más vulnerables, limitando sus oportunidades”, concluyen.

Entre los objetivos que persigue el Programa ACCEDER, que en estos cinco años de andadura se ha convertido en una referencia para la población gitana de Tudela y comarca, destacan acercar a la población gitana al mercado laboral, fomentar la empleabilidad, así como la inclusión social y la igualdad entre hombres y mujeres.

En los últimos años se hace especial hincapié en la integración sociolaboral de las y los jóvenes gitanos en riesgo de exclusión del mercado de trabajo.

El programa contempla la cualificación profesional y el acceso a profesiones y empleos por cuenta ajena, de acuerdo a las ofertas de contratación por parte de las empresas. 

En 2021 se mantiene la línea de trabajo iniciada “ya que la población a la que dirigimos nuestras actuaciones tiene escasa presencia en el mercado de trabajo actual, no porque no quieran, sino porque no gozan de las mismas oportunidades que el resto de personas desempleadas”, señalan desde el Secretariado. Concluyen además otras circunstancias, como la baja cualificación y formación y recursos económicos escasos.

En este año se seguirá apostando también por la formación de las personas gitanas para incrementar su cualificación profesional, especialmente la mejora de las competencias digitales. En 2020 se impartieron 5 acciones formativas con 36 personas inscritas.

Así mismo, desde el Secretariado Gitano consideran importante continuar con la difusión del programa dentro de la comunidad gitana de la zona “porque consideramos que todavía podemos llegar a más gente”, indican.

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.