El Gobierno foral acuerda la licitación del suministro de energía del Hospital Universitario de Navarra (HUN)

PAMPLONA, 26 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra ha autorizado, en su sesión de este miércoles, la licitación de un contrato para la gestión y explotación del sistema energético instalado en el Hospital Universitario de Navarra (HUN).

El contrato comprende el suministro al centro de energía eléctrica, calefacción, agua caliente sanitaria y refrigeración, y conlleva, además, la realización de obras en sus instalaciones para mejorar las condiciones ambientales en diversos edificios, mediante la que se conseguirá una óptima ventilación y temperatura de sus pabellones de hospitalización y del edificio del Centro de Consultas Príncipe de Viana. Estas labores redundarán en la optimización de los consumos y la eficiencia energética del centro, ha informado el Ejecutivo.

El valor estimado del contrato, vigente para los próximos diez años (2023-2032), alcanza casi los 57 millones de euros, que corresponden, en su mayor parte, al suministro energético habitual del centro a lo largo de ese período, y que se irá abonando mensualmente según los consumos, más una partida anual de cerca de un cuarto de millón de euros para la financiación de las obras de acondicionamiento, compartida entre el HUN y el concesionario.

El suministro de energía en el HUN-A se hace mediante una planta de cogeneración instalada en el propio centro, que, a partir del gas como combustible primario, produce de «modo eficiente y a precio competitivo», electricidad, calefacción, frío y agua caliente sanitaria, y que es capaz, además, de generar excedentes que pueden ser vendidos a la red eléctrica general.

La gestión de esta planta es el objeto del contrato que se va a licitar. Incluye asimismo la realización de una serie de obras para la creación de un ‘anillo de frío’ que agrupe todos los sistemas de climatización y ventilación (enfriadoras) instalados en los distintos pabellones del antiguo Hospital de Navarra. Su finalidad es hacerlos trabajar como un sistema conectado que funcione en red, ganando en eficiencia y consiguiendo, además, mayor seguridad en la prevención de posibles averías, ha añadido.

Esta red centralizada de producción de frío servirá para la climatización progresiva de los edificios que ahora no disponen de ella, comenzando por el Centro de Consultas Príncipe de Viana y el pabellón E, y extendiéndola progresivamente al resto de los pabellones. De este modo, permitirá la sustitución de equipos individuales de refrigeración, en uso en alguno de estos edificios, por un sistema centralizado de climatización mucho más eficiente.

Está previsto, además, que, entre las condiciones del pliego de licitación, se valoren otros aspectos que redunden en la reducción de emisiones de gases contaminantes del centro, al tiempo que hagan más eficientes sus consumos, como la instalación de placas fotovoltaicas.

En lo que respecta al otro gran bloque de hospitalización del HUN en la zona de Irunlarrea, está prevista para más adelante la reforma integral del edificio General del antiguo Hospital Virgen del Camino, que conllevará, entre otras, actuaciones de eficiencia energética y de mejora de la envolvente del edificio.

EL HUN REALIZA UN ESTUDIO PARA CONOCER SU HUELLA DE CARBONO

El Hospital Universitario de Navarra ha realizado recientemente un estudio para conocer la huella de carbono producida por sus emisiones directas e indirectas, incluidas aquellas generadas por los medios de transporte de sus trabajadores para sus desplazamientos hacia y desde el centro. El cálculo de la huella se enmarca dentro del compromiso del centro con la economía circular para reducir el impacto ambiental de su actividad.

La huella de carbono describe la cantidad de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) liberadas a la atmósfera como consecuencia del desarrollo de cualquier actividad. Su medición es un paso previo relevante para calcular de modo fiable la eficacia de las acciones que pueda implementar una organización en la reducción de sus emisiones, la eficiencia energética o el ahorro de consumos.

Según el cálculo realizado, tomando 2021 como año base, la gran mayoría de las emisiones de su huella (87,1%) pertenecen a los bienes y servicios que adquiere la organización y a la gestión de sus residuos. Las emisiones de los desplazamientos de los empleados suponen un 6,3%; las indirectas por energía importada (consumo de electricidad y gas natural en la cogeneración) son el 4,4% del total; y el 2,2% son emisiones directas asociadas al consumo de combustibles y gases refrigerantes y medicinales.

En el cálculo se han incluido las emisiones de los centros del área de Irunlarrea (HUN-A, HUN-B y Príncipe de Viana), Clínica Ubarmin (HUN-D) y el ambulatorio Doctor San Martín. El cálculo se ha realizado según metodología UNE-ISO-14064-1.

UN CENTRO COMPROMETIDO CON LA EFICIENCIA ENERGÉTICA

Aunque el reciente paquete de medidas urgentes aprobadas por el Gobierno de eficiencia y ahorro energético no se aplica a centros sanitarios, el Hospital Universitario de Navarra (HUN) tiene desde 2016 una partida específica en sus presupuestos para la realización de acciones de mejora en eficiencia energética. Además, a medio plazo se está trabajando en un abordaje más integral y global en este campo.

Desde 2016, se han llevado a cabo cerca de 70 obras y actuaciones con el fin de minorar los consumos energéticos y optimizar el consumo de energía. Entre otras, se han llevado a cabo acciones para la mejora de la iluminación, especialmente mediante la progresiva sustitución del alumbrado convencional por luces LED en diversos espacios del centro. Asimismo, se han acometido actuaciones para la mejora de las envolventes de algunos edificios, así como mejoras en las instalaciones de producción y distribución de energía.

Además, ha habido acciones destacadas, como la instalación en 2019 en la cubierta del Banco de Sangre y Tejidos de Navarra de un sistema de placas fotovoltaicas que proporcionó en su primer año el 19% de la energía del edificio. Desde su puesta en marcha, se ha evitado un consumo de más de 127.000 Kwh de energía primaria eléctrica y una reducción de las emisiones de CO2 de 22,705 kg. El proyecto se complementó, además, con la colocación de dos puntos de recarga eléctrica de vehículos para los donantes que acuden a donar al centro. Esta acción obtuvo un premio en 2021 en el 38º Seminario de Ingeniería Hospitalaria Congreso Nacional, ha añadido el Gobierno.

En este contexto de eficiencia energética se enmarca también el cambio de la cubierta de la Clínica Ubarmin, que está previsto que se realice en 2023.

Por otro lado, periódicamente se realizan entre el personal campañas de concienciación para el ahorro de energía, dentro del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética de todos los edificios pertenecientes al SNS.

Club Hipico

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.