El Gobierno de Navarra pone en marcha en Sangüesa el proyecto piloto de Oficina de Justicia en los municipios

El Gobierno de Navarra y el Ministerio de Justicia del Gobierno de España han presentado este lunes en Sangüesa la puesta en marcha del proyecto piloto de Oficina de Justicia en los Municipios (OJM), que tiene como objetivo acercar la administración de Justicia a las 14 localidades de la comarca sangüesina para que desde allí «sus vecinos puedan conectarse con los tribunales y realizar cualquier tipo de gestión relacionada con el ámbito de la Justicia con total garantía».

La puesta en marcha de este servicio se ha escenificado a la una del mediodía con una simulación de una declaración, una instrucción de diligencias previas, en la que un vecino de la localidad que había sido un testigo de un robo sin violencia accedía al recién instalado sistema de videoconferencia desde la Oficina Judicial de Sangüesa para declarar en un juicio que se estaba celebrando en ese momento en el Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona.

Este es tan solo uno de los múltiples servicios que desde este lunes podrán ofrecer los municipios de esta comarca a su ciudadanía, mediante la puesta a disposición por parte de la Dirección General de Justicia del Gobierno de Navarra y el Ministerio de Justicia de ocho ordenadores portátiles, una impresora multifunción, dispositivos de audio e imagen, así como personal funcionario de la Administración de Justicia que facilitará los trámites necesarios de manera itinerante para cada municipio, bajo cita previa o reserva. Estas oficinas podrán atender tanto a los vecinos residentes habituales del municipio como a la ciudadanía desplazada o circunstancial que pueda requerir de sus servicios.

Según ha explicado el director de Justicia 2030 del Ministerio de Justicia, José Manuel López, durante la presentación «esto supone un enorme cambio de paradigma en la relación con la Administración de Justicia en nuestro país, en la que por primera vez en la historia de España no son los ciudadanos los que tiene que ir allá donde se encuentran las instituciones, sino que es la propia Administración de Justicia la que va al encuentro de la ciudadanía».

Por su parte, el consejero de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno de Navarra, Eduardo Santos, presente también en el acto de puesta en marcha de la oficina, ha querido agradecer a la alcaldesa de Sangüesa, Lucía Echegoyen, «su disposición, compromiso y colaboración para hacer de Sangüesa y de Navarra más accesibles para su ciudadanía, convirtiéndose en pioneras». Santos también ha destacado «el valor del proyecto de Oficina Judicial Municipal como un cambio en el ecosistema judicial y un cambio de mentalidad en la puesta a disposición de servicios para las personas, estén donde estén, acercando la administración y sus trámites».

En el acto de presentación también han estado presentes el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve; el fiscal Superior de la Fiscalía de la Comunidad foral, José Antonio Sánchez, así como el juez decano de Aoiz, Roberto Sierra Gabarda, el director General de Justicia del Gobierno de Navarra, Rafael Sainz de Rozas, así como la propia alcaldesa de Sangüesa, Lucía Echegoyen, y otras autoridades municipales y operadores jurídicos.

UNA COMARCA PIONERA

De esta manera y desde hoy, los 14 municipios de la comarca de Sangüesa (Lumbier, Liédena, Aibar, Cáseda, Gallipienzo, Leache, Eslava, Sada, Lerga, Yesa, Javier, Ezprogui, Petilla de Aragón y la propia ciudad de Sangüesa) se unen a la vanguardia de la transformación digital y modernización de la administración de Justica en España, que comenzó el pasado mes de octubre con la instalación de la primera Oficina de Justicia Municipal (OJM) en la localidad albaceteña de Tarazona de la Mancha, y a la que le siguió en diciembre de 2022, la segunda en la isla de Formentera para evitar que sus vecinos tuviesen que desplazarse a las islas Mallorca o Ibiza a realizar sus trámites judiciales. De hecho, durante la simulación de hoy, la Oficina Judicial Municipal de Sangüesa se ha conectado también por videoconferencia a la Oficina Judicial de Formentera para testear el sistema.

La finalidad de estas Oficinas de Justicia en el Municipios (OJM), al margen de las funciones que estrictamente ya se vienen desempeñando en los actuales Juzgados de Paz en cuanto a la práctica de actos de comunicación y atención del Registro Civil, es que suplan las deficiencias de las personas usuarias de la localidad en el sentido de que en ellas pueda realizar todas aquellas gestiones que no podrían realizar desde su domicilio por carecer de conectividad o de medios informáticos, además de obtener los certificados que se expiden desde la Gerencia Territorial (normalmente ubicadas en las capitales de provincia) y la sede digital del ministerio. También será posible acceder al registro Cl@ve (para gestiones digitales con las administraciones públicas), lograr citas previas en juzgados y demás actos relacionados con la Justicia que a menudo requieren presencialidad y desplazamientos.

Para este proyecto se realizó primero una exploración inicial y un mapeo del conjunto de municipios, donde se ha determinado la dotación actual de medios físicos (espacios, salas, accesos…), telemáticos (equipos, conexiones, conectividad…), y personales. Y se ha procedido posteriormente a la comunicación e información de los nuevos servicios a implementar y ofrecer a los diversos órganos y organismos implicados (Departamentos, Colegios Oficiales, personal involucrado…), así como una guía de servicios que servirá de ayuda al personal de la OJM para sus nuevas funciones.

Tras esta evaluación, el caso de la Oficina Judicial de Sangüesa, se da la particularidad de que las localidades de Sada y Lerga, dada su deficiente conexión de internet, y en tanto ésta no mejore, no tienen en estos momentos capacidad para poder asumir el servicio de videollamadas, según ha informado el Gobierno. La localidad la localidad de Aibar asumirá la prestación de servicios de Leache mientras que Cáseda asumirá la prestación de servicios de Gallipienzo.

La mayor complejidad sobre accesibilidad al servicio viene porque solo seis ayuntamientos de los 14 que componen la actual agrupación disponen de ascensor para acceder a sus instalaciones, asunto que será evaluado en los próximos meses. En las demás localidades las dependencias municipales se encuentran en una primera planta a la que se accede por escalera.

DE JUZGADO DE PAZ A OFICINA DIGITAL

Esta primera Oficina de Justicia en el Municipio (OJM) que llega a Navarra como proyecto piloto viene de la mano de la futura Ley Orgánica de Eficiencia Organizativa del Servicio Público de Justicia que será promulgada en breve y las implantará en todo el territorio nacional como una manera de acercar el servicio público que el mundo judicial presta y frenar, a la vez, la despoblación, al evitar desplazamientos a las localidades con juzgados, como ocurre especialmente en zonas rurales, ha informado el Ejecutivo.

En cada municipio donde no tenga su sede un tribunal de instancia existirá una OJM, que prestará servicios en la localidad donde se encuentre ubicada. Las Oficinas de Justicia en el municipio ocuparán progresivamente el lugar de los antiguos juzgados de paz, que actualmente existen en España unos 7.600. Navarra cuenta con cinco partidos judiciales (Aoiz, Estella, Pamplona, Tafalla y Tudela) y con 267 juzgados de paz, a los que se suman la Audiencia Provincial, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y la Fiscalía.

El ayuntamiento tan solo deberá disponer de un espacio acondicionado y una conexión de red. Desde la Administración Foral, se les dotará de medios informáticos necesarios a la cabecera del Área (antes Agrupación de Juzgados de Paz) y de personal de la Administración de Justicia. Además, el ayuntamiento nombrará o designará personal idóneo para auxiliar al personal funcionario de la Administración de Justicia.

Publicidad

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.