Mejorarán la eficiencia energética de 167 viviendas en el barrio tudelano de Lourdes

El Gobierno de Navarra ha impulsado la mejora de la eficiencia energética de 167 viviendas del barrio de Lourdes y la zona de Griseras de Tudela, a través de la instalación de envolventes térmicas en fachadas.

Los trabajos realizados bajo el proyecto Tudela Renove, enmarcados en la estrategia desplegada por el Ejecutivo foral para fomentar la recuperación y la regeneración urbana de barrios en la ciudad construida han generado una inversión de 3.638.202 millones de euros.

El vicepresidente y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra, José María Aierdi, ha visitado este martes las obras que han contado con 2.382.792 euros en ayudas públicas, lo que supone una subvención de 65,4% del presupuesto, es decir, 7 de cada 10 euros invertidos por los vecinos de estas viviendas.

Además del casi millón de euros que ha aportado el programa de ayudas a la rehabilitación energética del Ejecutivo foral, en las ayudas públicas a estos cuatro proyectos también han participado el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, que ha concedido 1,2 millones de euros, y el propio Ayuntamiento de Tudela, con 170.000 euros, ha explicado el Gobierno navarro en un comunicado.

Las cuatro intervenciones, realizadas con objeto de regenerar estos barrios que datan de los años 80, se han llevado a cabo en las 56 viviendas ubicadas en la calle Tronzaires número 30, con un presupuesto de 1.517.747; y en las ocho viviendas de la Calle Ador 52, que cuentan con un presupuesto de 200.519 euros.

Por otro lado, se está desarrollando la obra en las 87 viviendas de las calles Carlos III, número 4, y Bardenas, número 2, con un presupuesto de 1.584.242 euros. Por último, en próximas fechas dará comienzo la mejora de las 16 viviendas de la calle Amenara, 1, que contará con un presupuesto de 336.701 euros.

En todos estos edificios los trabajos del proyecto Tudela Renove, puesto en marcha por Nasuvinsa en 2018 han consistido principalmente en el revestimiento térmico de fachadas para mejorar el nivel confort y de eficiencia energética. En ese sentido, se ha procedido a instalar la envolvente térmica de las fachadas, en cumplimiento de los requerimientos técnicos establecidos en la normativa para reducir puentes térmicos, aumentar el ahorro energético y convertir las viviendas espacios vitales más acogedores.

Esta acción se ha completado con la instalación de contraventanas o la sustitución de la antigua carpintería exterior por un nuevo modelo de aluminio lacado con rotura de puente térmico y doble cristal para mejorar el nivel de aislamiento térmico y acústico en el interior de la vivienda.

En algunos casos, se han sustituido también las cubiertas de teja por paneles sándwich de acero y aislamiento de 10 centímetros y en otros, se ha insuflado aislamiento de lana de roca en el forjado de última planta.

El proyecto de Ador, 52, ha incluido como actuación específica en algunas viviendas la realización de una pequeña terraza de estructura metálica que da al patio interior del edificio, para su uso como tendedero y como balcón.

Junto con estas obras el Gobierno de Navarra, a través de la oficina técnica del barrio de Lourdes de Nasuvinsa, está ya asesorando a las personas propietarias de otros siete edificios de la capital Ribera para proceder a la regeneración de 173 viviendas, con una inversión estimada de 4,6 millones de euros.

RECUPERAR ZONAS URBANAS

El vicepresidente y responsable del Departamento de Vivienda, José Mª Aierdi, ha visitado esta mañana la comunidad vecinal de la calle Camino de Tronzaires 30, la primera que ha concluido las obras de regeneración energética.

En el acto también han participado el director general de Vivienda del Ejecutivo foral, Eneko Larrarte; el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Tudela, Zeus Pérez; el director gerente de Nasuvinsa, Alberto Bayona; las arquitectas de la sociedad pública Ana Bretaña y Amaya Pardo, quienes encabezan el equipo técnico del programa Tudela Renove, y los arquitectos Fermín Margallo y Andrés Orgambide, redactores de los proyectos.

El consejero Aierdi ha destacado que “Tudela Renove se ha convertido en un importante motor para desarrollar en esta ciudad procesos de regeneración global de entornos construidos y de movilización vecinal para recuperar el barrio y tejidos urbanos degradados”.

Además, ha afirmado que “la gestión del equipo técnico de Nasuvinsa y la colaboración del Ayuntamiento de Tudela han contribuido con éxito al desarrollo de un urbanismo más social y sostenible, mediante la regeneración urbana a escala de barrio”.

Por su parte, el responsable de Nasuvinsa, Alberto Bayona, ha destacado “la importancia en términos sociales y medioambientales de la estrategia de regeneración energética de ámbitos residenciales que fueron construidos en la segunda mitad del siglo pasado y que se encuentran en situación de vulnerabilidad”.

La iniciativa piloto Tudela Renove está integrada en el proyecto europeo Life NAdapta, liderado por el Gobierno de Navarra con el objetivo de promover medidas de adaptación al cambio climático en diferentes sectores y ámbitos de actividad propios y de sus empresas públicas, incluidos los entornos urbanos y residenciales.

El Gobierno de Navarra, a través de la sociedad pública Nasuvinsa, y el Ayuntamiento de Tudela firmaron en 2018 un convenio para el desarrollo del programa Tudela Renove, iniciándose las actuaciones en los barrios de Lourdes y Griseras, aunque hace un año se amplió el ámbito a otros barrios adyacentes.

La oficina que el equipo de Nasuvinsa tiene abierta en la calle Estanca 8 (planta baja) del barrio de Lourdes ofrece asesoramiento y acompañamiento a las comunidades de vecinos y entidades locales en procesos de regeneración urbana. Su función es complementar el servicio integral que esta sociedad pública presta desde su oficina comarcal de la Ribera, sita en la calle Capuchinos 6-1º de Tudela.

PROYECTOS DE INTERVENCIÓN GLOBAL

El programa Tudela Renove ha distribuido el ámbito de actuación en siete Proyectos de Intervención Global (PIG), que suman 1.169 viviendas, cuya gestión lleva a cabo el equipo técnico de Nasuvinsa, con la colaboración del Ayuntamiento de Tudela.

Cada PIG cuenta con una propuesta participada y consensuada con los vecinos y vecinas, que define los criterios técnicos y urbanísticos para unificar los procesos de regeneración urbana a escala de barrio, en el ámbito global de actuación.

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.