EH Bildu propone crear un fondo de ayudas frente a la pobreza energética dotado con al menos un millón de euros

Asiron critica que el arreglo de la pasarela de Labrit esté costando más que las de nueva creación realizadas estos últimos años

PAMPLONA, 17 (EUROPA PRESS)

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona defenderá en la próxima comisión de Presidencia la creación de un fondo de ayudas para combatir la pobreza energética dotado con, «al menos», un millón de euros, ampliables «según las necesidades que se detecten».

Así lo ha dado a conocer este lunes en rueda de prensa el portavoz de EH Bildu en Pamplona, Joseba Asiron, que comparecía junto con el edil Borja Izagirre.

Según ha explicado Asiron, las familias en situación vulnerable y comunidades con calefacción central serían las potenciales beneficiarias de esta medida, que se integra en un plan que incluye también la apuesta por implicar «activamente» al Ayuntamiento de Pamplona en la creación de centrales de biomasa en los barrios como alternativa al consumo de gas, o impulsar la creación de comunidades energéticas de autoconsumo.

Asiron ha señalado que debido a la «inflación desbocada» y al hecho de que los precios se estén «disparando», este invierno va a haber «graves problemas para muchas familias en el acceso a la energía para el calor». «Necesitamos reaccionar para impulsar soluciones de urgencia frente a la pobreza energética, junto a soluciones de cambio de modelo energético», ha apuntado.

En este sentido, ha explicado que este plan se divide en dos grandes ámbitos, medidas de carácter «urgente y paliativo», consistentes en ayudas económicas a familias, y por otro lado medidas de carácter «más estructural», que se repartirían en otros tres ámbitos: rehabilitación de edificios para mejorar la eficiencia y ahorro energético, la sustitución paulatina de gas por biomasa para dar «mayor seguridad, mejor precio y mejor sostenibilidad a las infraestructuras de calefacción», y el impulso a las comunidades energéticas en las edificaciones tanto públicas como privadas, encaminadas al autoconsumo.

FONDO DE AYUDAS

El fondo de ayudas contra la pobreza energética, así como una instrucción especial de Alcaldía a las unidades de barrio para activar un sistema de detección y seguimiento de situaciones de pobreza energética «que hay en cada uno de los barrios», se enmarcan dentro de las medidas «urgentes».

En su exposición, Asiron ha explicado que para poner en marcha el fondo de ayudas sería necesaria una modificación «urgente del presupuesto de 2022» y «si Navarra Suma no lo impulsase», propondrán a los demás grupos de la oposición incorporarlo a los presupuestos de 2023, «dando carácter retroactivo si fuese preciso a algunas ayudas».

Familias en situación vulnerable y comunidades con calefacción central serían dos de las receptoras potenciales de este tipo de ayudas ya que, aunque el Gobierno de España ha mostrado su disposición a trabajar este punto, «queda por ver si se equiparará al resto de hogares».

CENTRALES DE BIOMASA Y COMUNIDADES ENERGÉTICAS

En cuanto a las medidas de carácter «estructural», Asiron ha destacado la apuesta a medio plazo por impulsar centrales de biomasa en los barrios de la ciudad. Al respecto, Asiron ha planteado una partida de medio millón de euros para que el Ayuntamiento participe, junto al Gobierno de Navarra, en el accionariado de la primera planta de biomasa a gran escala que se está construyendo en la Txantrea.

En el mismo plano se encuentra la propuesta de impulsar las comunidades energéticas para el autoconsumo eléctrico. EH Bildu plantea que, de cara a 2023, se impulsen hasta cuatro nuevas comunidades de este estilo en otras dotaciones municipales en diferentes barrios que tomarían como ejemplo la que se está impulsando en el colegio de Mendillorri. Además, se propone elaborar junto a Príncipe de Viana y asociaciones un informe y normativa para la incorporación de placas fotovoltaicas en el Casco Viejo, «teniendo en cuenta el régimen de protección al que está sometido».

MÁS FONDOS PARA EFICIENCIA ENERGÉTICA EN EDIFICIOS ANTIGUOS

Por otro lado, Asiron ha apostado por impulsar la adaptación de la oficina de rehabilitación y PCH para que sean «herramientas más proacticas y cercanas a los barrios en los procesos de rehabilitación integral», así como extender a todos barrios el nivel máximo de ayudas municipales a la rehabilitación, a las que tienen acceso «solo el Casco Viejo y el Ensanche».

También se plantea aumentar un 150% la partida de subvenciones para energía eléctrica fotovoltaica de autoconsumo en edificios dentro del término municipal. En concreto, se plantea pasar de los 40.000 euros actuales a, al menos, 100.000 euros.

En la misma línea, EH Bildu pide crear una oficina presencial modelo Efidistric-Txantrea en Arrosadia-Milagrosa para impulsar la rehabilitación energética.

La última propuesta plantea recuperar el proyecto del Operador Energético Municipal como herramienta para el desarrollo y seguimiento de toda la estrategia de transición energética con funciones de comercializadora municipal o gestión de las comunidades energéticas municipales y de los excedentes.

PASARELA DE LABRIT

En respuesta a los medios de comunicación sobre la pasarela de Labrit, Asiron ha señalado que, en sus últimos discursos, el edil de Navarra Suma Fermín Alonso «ha incorporado un dato nuevo que no sabemos de dónde ha sacado, diciendo que la construcción de una pasarela se iría por encima de los 2 millones, cosa que es realmente noticiable porque todas las pasarelas que se han construido en los últimos tiempos en Pamplona, ni una sola de ellas, ha llegado al millón». Como ejemplo de ello, ha citado construcciones como las de San Jorge, que costó en torno a 950.000 euros, o la de Aranzadi, que «se plantó en 850.000 euros».

«Cabe preguntarse cómo es posible que arreglar una pasarela que ya existía se haya ido hasta 1.200.000 euros, y todavía no vemos el final, cuando el resto de pasarelas que se están construyendo estos últimos años, ni una sola de ellas, ha llegado al millón», ha reivindicado.

Según Asiron, esto se debe a la «cabezonería» del alcalde, Enrique Maya, y a sus «intereses partidistas, por no querer reconocer que se equivocaron». «Se ha encontrado con lo que los informes venían diciendo y nos está costando en torno a 1.200.000 euros, más de lo que valen las pasarelas nuevas», ha criticado, tras cuestionar «cómo es posible que haya habido que destripar la pasarela a lo largo de 3 años».

Club Hipico

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.