Educación abre el próximo curso nuevas estructuras en 11 centros navarros para alumnado con necesidades especiales

Se sumarán a las diez aulas que han entrado en funcionamiento en el presente curso

PAMPLONA, 27 (EUROPA PRESS)

El departamento de Educación del Gobierno de Navarra abrirá en el curso 2022-2023 nuevas estructuras para atender al alumnado con necesidades educativas especiales en un total de once centros educativos navarros de Infantil, Primaria, Secundaria y Formación Profesional.

En concreto, Educación creará seis nuevas aulas UT/TEA específicas para alumnado con perfil TEA (trastorno del espectro autista con discapacidad cognitiva) en los colegios públicos Eulza de Barañáin (Primaria), Remontival de Estella(Primaria), San Jorge (Primaria), Mendillorri (Primaria) y Cardenal Ilundain (Primaria) de Pamplona y la ikastola Andra Mari de Etxarri Aranatz (Infantil).

Asimismo, creará cuatro nuevas aulas alternativas para alumnado con discapacidad cognitiva moderada o grave asociada a otras necesidades en cuatro centros: colegio Luis Gil de Sangüesa (Primaria), colegio Catalina de Foix de Zizur (Primaria), IES Tafalla (Secundaria) y el centro concertado Jesuitinas de Pamplona (Secundaria).

Por último, el departamento creará un nuevo ciclo de Formación Profesional Especial (CFPE) en el centro CI. de Estella (Auxiliar de Cocina) y desdoblará los ya existentes en Elizondo (Alojamiento y lavandería) y ETI Tudela (Auxiliar en Servicios Generales de Comercio).

Según ha informado el Ejecutivo foral en nota de prensa, estas nuevas estructuras se sumarán así a las creadas por Educación en el presente curso 2021-2022 en el que se han puesto en marcha tres nuevas aulas alternativas en los centros públicos Sarriguren (Secundaria), Peralta / Azkoien (Infantil) y Buztintxuri (Primaria).

También han comenzado a funcionar este curso académico dos nuevas UT/TEA en sendos centros públicos Noain (Primaria) y en el Elvira España de Tudela en Infantil, esta última como aula ENCLAVE.

AULAS ENCLAVE

Las aulas ENCLAVE forman parte de un proyecto piloto suscrito por el departamento de Educación con los centros de educación especial Isterria de Ibero, perteneciente a la Fundación Caja Navarra, y el centro de educación especial Torre Monreal de Tudela.

Son aulas de educación especial integradas en centros educativos ordinarios que cuentan con tutores especializados en Pedagogía Terapéutica y auxiliares técnicos educativos, así como por profesionales especializados (logopedia, orientación…) de los centros de educación especial.

Una segunda aula ENCLAVE ha comenzado a funcionar este curso en el centro concertado FEC Vedruna de Pamplona, dependiente del Centro de Educación Especial Isterria, propiedad de la Fundación Caja Navarra.

También este curso se han abierto cuatro nuevas unidades de currículo especial (UCE) en los centros públicos IESO de Berriozar, IESO de Cintruénigo, en el IESO Íñaki Ochoa de Olza y una en el colegio concertado Claret Larraona.

Las UCEs son las estructuras «más veteranas» del sistema y se encuentran en la etapa de Secundaria. Están dirigidas a alumnado con discapacidad cognitiva leve o moderada. También en Formación Profesional se ha abierto este curso un nuevo ciclo de FP Especial en el colegio público Toki Ona de Bera.

Estas estructuras UT/TEA y aulas alternativas llevan aparejada una «importante» dotación de recursos humanos y económicos para atender las necesidades de este alumnado.

En los centros públicos estas unidades cuentan con profesionales especialistas en pedagogía terapéutica (PT) y Especialistas de Apoyo Educativo y de Fisioterapia si lo precisan, todo ello para facilitar las integraciones del alumnado.

En una UT/TEA las ratios oscilan entre los dos y los cinco escolares. En las UCE este refuerzo es algo mayor en profesionales PT, en concreto dos PT con ratios de entre 3 y 8 alumnos.

Respecto a los ciclos de FP Especial, estos cuentan asimismo con un profesional PT y un técnico en los de tipo A (centros ordinarios) mientras que en los de tipo B (centros de educación especial) cuentan con PT y técnico más especialistas de apoyo educativo.

En los centros concertados los recursos vienen determinados por las dotaciones de los conciertos correspondientes a cada una de las estructuras. El objetivo principal de todas las estructuras es la inclusión de este alumnado.

Contando con las estructuras creadas este curso y las previstas para el siguiente, el sistema educativo navarro tendrá en funcionamiento un total de 30 aulas UT/TEA (20 en centros públicos y 10 en colegios concertados), 26 aulas alternativas, modalidad de escolarización especial (22 en colegios públicos y 4 en concertados), 42 UCE (22 en la pública y 8 en la concertada) y 3 ciclos de FP Especial de tipo B en los centros públicos de educación especial y 7 ciclos de FP Especial en los centros concertados de educación especial.

La demanda de las familias y de las asociaciones para la creación de estas estructuras es «creciente» y «el reconocimiento al trabajo que se realiza en ellas y a los resultados que ofrecen al alumnado impulsa al departamento de Educación a seguir trabajando en la progresiva implantación de las mismas en el sistema educativo ordinario, en línea con la filosofía educativa establecida en la nueva ley orgánica de educación LOMLOE».

El departamento de Educación pretende «facilitar la libertad de elección de las familias por el régimen más inclusivo que atienda las necesidades educativas de sus hijos e hijas, siempre teniendo en cuenta el interés superior del menor».

Para ello, incrementa los recursos de los centros ordinarios y permite bajar las ratios para la escolarización de niños con necesidades educativas especiales.

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.