DyJ pide a la AN dar un «impulso procesal» a las causas del asesinato del juez Querol y del atentado de ETA en Sangüesa

La asociación pone el foco en dos casos «particularmente» sensibles y ante la «situación particularmente grave de total impunidad»

La asociación Dignidad y Justicia (DyJ) ha pedido a la Audiencia Nacional (AN) que dé un «impulso procesal» a las causas en las que se investiga a la cúpula de la organización terrorista ETA por su posible implicación en el asesinato del juez Francisco Querol y en el atentado perpetrado por la banda en 2003 en la ciudad navarra de Sangüesa.

En sendos escritos, a los que ha tenido acceso Europa Press, la asociación se dirige a los magistrados Santiago Pedraz y Alejandro Abascal, encargados respectivamente de los citados procedimientos. En concreto, DyJ les solicita que requieran a la Policía Nacional y Guardia Civil que entreguen los informes que les fueron encargados.

En el caso del asesinato del magistrado, perpetrado el 30 de octubre de 2000 en Madrid mediante la utilización de un coche bomba, la asociación requiere al titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5 que tenga en cuenta lo que consideran un caso «particularmente sensible en el que las cuatro víctimas mortales y sus familias han venido quedando en una situación particularmente grave de total impunidad sostenida durante más de 20 años».

La intención de DyJ es que el juez Pedraz insista a los investigadores para que le remitan sendos informes sobre «la composición nombre a nombre de toda la estructura de mando de ETA, intermedia y superior de la propia ZUBA o Comité Ejecutivo al momento de los hechos (…), especificando los distintos aparatos en los que cada uno de los querellados se integraba» en ese momento.

Fue el pasado mes de diciembre cuando el magistrado requirió a sendos cuerpos los citados documentos relativos al asesinato del juez Querol, un ataque en el que también perdieron la vida su conductor, Armando Medina; el policía nacional Jesús Escudero, y un conductor de la EMT llamado Jesús Sánchez. Otras 30 personas resultaron heridas.

«GRAN CARGA DE TRABAJO Y MERITORIO ESFUERZO»

En el caso del atentado de Sangüesa, en el que fueron asesinados dos agentes de la Policía Nacional, la asociación insta al responsable del Juzgado Central de Instrucción Número 1 a que solicite los informes que él mismo requirió el pasado 20 de junio.

DyJ, consciente de «la gran carga de trabajo y meritorio esfuerzo por parte» de la Policía Nacional y la Guardia Civil, también llama la atención sobre un caso en el que no hay ningún «condenado hasta la fecha». «Ni como autor material ni como autor mediato, ni en ningún otro término tras todo este largo tiempo», lamenta.

El juez Abascal admitió el pasado mes de abril la querella de DyJ contra los integrantes del Comité Ejecutivo o ZUBA de la banda en el momento del ataque. «La ZUBA, es decir los ocho querellados que detentaron su mando durante todo ese periodo, buscaba crear un estado de terror total, de no saber por dónde iba a venir el siguiente ataque», aseguró entonces el magistrado.

A juicio del magistrado, la secuencia de atentados que comenzó el 30 de mayo de 2003 con los hechos de Sangüesa «no fue sino el inicio de una ‘ofensiva’ terrorista, de un giro estratégico, netamente diferenciado de los meses o el año precedente y que plagó la geografía española de artefactos repletos de tal explosivo, con un total de 18 atentados bomba contando sólo hasta el 26 de diciembre de aquel año».

Club Hipico

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.