Desestiman las acusaciones del ex alcalde de Tudela contra el concejal Fermín Alonso

Eneko Larrarte, alto cargo ahora del Gobierno de Chivite, acusó al entonces edil de UPN de cometer un delito de injurias graves.  Alonso criticó la presencia de Larrarte junto a Asiron en un foro cercano a la izquierda abertzale en octubre de 2017

El Juzgado de lo Penal nº 2 de Navarra ha resuelto que el concejal de Pamplona Fermín Alonso (Navarra Suma) no cometió delito alguno al criticar en Twitter al ex alcalde de Tudela y hoy director general de Vivienda del Gobierno de María Chivite, Eneko Larrarte, por su participación en un foro cercano a la izquierda abertzale junto a diversos alcaldes nacionalistas vascos. En aquel momento, Alonso era concejal de UPN.

La justicia desestima así de forma completa las acusaciones de Larrarte, que pretendía que se impusiera al concejal una pena de 7.300 euros y reclamaba, además, una indemnización de otros 5.000. 

El juez sostiene que la expresión utilizada por Alonso en la red social Twitter en octubre de 2017 (“qué lástima da ver a todo un alcalde de Tudela colaborando en el blanqueamiento de ETA and friends…”) “debe ser situada en sus justos términos y en su contexto” y que “no se atribuye, por lo tanto, al Sr. Larrarte un delito, sino el hecho de colaborar no con ETA (ya desaparecida, afortunadamente) sino con quienes quieren blanquearla”

En este sentido, la sentencia subraya que “la libertad de expresión tiene un amplio margen de reconocimiento y protección en nuestro ordenamiento constitucional” y recuerda que “no existe una sociedad democrática” sin valores como “el pluralismo político, la tolerancia y el espíritu de apertura”

Por todo ello, “se dicta sentencia absolutoria, en coincidencia con el criterio mantenido por el Ministerio Fiscal”.

Fermín Alonso ha acogido la sentencia “con satisfacción” y ha lamentado que Larrarte tratara de instrumentalizar la justicia en su momento para ocultar su participación, junto a alcaldes de Bildu, en un acto organizado por una entidad cercana a la estrategia de la izquierda abertzale”

Alonso ha explicado que “la mera presencia de un alcalde, en teoría, no nacionalista legitimaba el foro y sus conclusiones y que, por tanto, consciente o inconscientemente, Larrarte colaboraba con sus fines”

En cualquier caso, ha lamentado que “el exalcalde intentara utilizar a los tribunales para silenciar y censurar críticas puramente políticas demostrando un comportamiento poco democrático y un nerviosismo evidente ante el gran vuelco municipal que entonces ya se intuía y que finalmente confirmó el pueblo tudelano”.

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.