Condestable repasa la historia del cartel taurino en Pamplona con las creaciones para las Ferias del Toro de 1959 a 2022

Se exponen 180 piezas entre carteles, programas de mano, billetaje, bocetos de carteles o correspondencia con diferentes artistas

PAMPLONA, 16 (EUROPA PRESS)

La exposición ‘El arte al servicio de la fiesta. La Casa de Misericordia y el cartel de la Feria del Toro (1959 – 2022)’, que acogen las salas 1 y 2 del Palacio del Condestable, realiza un recorrido a lo largo de más de 160 años de cartelería taurina en Pamplona, desde los primeros carteles editados por la Casa de Misericordia en torno a 1860 hasta el último cartel de Juan José Aquerreta para este 2022.

Según ha informado el Ayuntamiento de Pamplona en nota de prensa, la muestra está compuesta por 180 piezas, con protagonismo de los carteles, pero también de otros elementos complementarios. Una serie de vitrinas exhiben materiales recoge en unas vitrinas billetaje y programas de mano, bocetos inéditos de los autores de los carteles y correspondencia inédita con «renombrados» artistas «que pudieron ser firmas del cartel, pero que no llegaron a serlo, como Francis Bacon».

El alcalde de pamplona, Enrique Maya, el presidente de la Comisión Taurina de la Casa de Misericordia, José María Marco, y el comisario de la exposición, José Javier Azanza, han presentado este jueves la exposición, que se puede visitar hasta el próximo 20 de agosto.

La muestra cuenta, además, con «la sorpresa» de exhibir por primera vez el cartel de la Feria del Toro de 2020, encargado a Javier Balda y que el autor navarro realizó, a pesar de que finalmente las fiestas de San Fermín se suspendieron por la pandemia del coronavirus.

CARTELES DE LA FERIA DEL TORO

Desde el nacimiento de la Feria del Toro como tal en 1959, han pasado 63 años y sus carteles «siguen siendo emblema taurino de las fiestas». Seis décadas en las que esas obras «han generado un legado patrimonial y artístico que va más allá del arte taurino, para convertirse en una colección de calidad, con renombrados artistas regionales, nacionales e internacionales, que supone además un recorrido por la evolución del arte con sus diferentes tendencias, corrientes, vanguardias y sensibilidades artísticas».

Autores como Fernando Botero, Pedro Salaberri, Mariano Sinués, Faustino Aizkorbe, Francis Bartolozzi, Rafel Moneo, Antonio Seguí, Fernando Redón, Pedro Manterola, Patxi Buldáin, César Oroz, César Barrio, Mikel Urmeneta, Laura Panno, María Franco o José Antonio Eslava son algunos de los 58 autores que se dan cita en la muestra.

Encargo directo a artistas «de renombre», libertad de ejecución a tono con los tiempos, capacidad para sorprender o impactar, «cierta dosis de polémicas» y, «lógicamente», que anuncie la Feria del Toro de cada año son las características que la Casa de Misericordia pide para las obras cuando contacta con los autores que las van a realizar.

Los 63 carteles se deben a 58 artistas diferentes. Andrés Martínez de León (1959, 1960 y 1966), Antonio Casero (desde 1961 a 1965) y José Antonio Eslava (1967 y 2017) han sido los únicos tres autores que han repetido.

La Feria del Toro «busca siempre nuevos autores» y, por ello, en 1980 se descartó la repetición de firma. La única excepción ha sido José Antonio Eslava, con un segundo cartel en 2017, cincuenta años después del primero.

Dos obras comparten autoría, la de 1976 creada por Lozano Bartolozzi y Arranz – Bravo, y la de 1992 de Koldo Chamorro y Fernando Pagola. De los 58 artistas, 28 (un 48%) son navarros, 20 (un 35%) son nacionales y 10 (un 17%) internacionales. Cinco mujeres han firmado el cartel de la Feria del Toro desde 1959.

CLAVES DE LA EXPOSICIÓN

El recorrido por la exposición se ha organizado en diez secciones, que componen un discurso unitario, pero que incluso pueden funcionar como microexposiciones con autonomía propia como los espacios dedicados a José Antonio Eslava o a Ignacio Cía.

Esta muestra es también un homenaje a Ignacio Cía, director y «piedra angular» de la Meca en las comisiones taurina y del cartel durante décadas, «apasionado» pintor y autor del cartel de la Feria del Toro 2008, que falleció en pasado año.

La totalidad de las piezas de la exposición proviene del legado patrimonial de la Casa de Misericordia, en una «clara apuesta de la entidad por la conservación y difusión de ese patrimonio artístico y cultural que quiere compartir con la ciudadanía».

La exposición contribuye también a la «revalorización del cartel publicitario como material expositivo», en la línea emprendida en los últimos años por prestigiosos museos (MoMA de Nueva York, el MNAC de Barcelona o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid), que han incorporado el cartel como «parte esencial» del relato museográfico en la reordenación de sus colecciones.

La variedad es la «seña de identidad» de la cartelería taurina de la Casa de Misericordia, a «muy diversos niveles». La autoría combina artistas locales, nacionales e internacionales; los estilos van desde carteles hiperrealistas hasta otros que rozan la abstracción.

En cuanto a la iconografía, se plasman «diversos lances y escenarios e incluso con ausencia del toro, el gran protagonista de la mayor parte de los carteles».

Otras señas de identidad son el color, si bien si la trilogía rojo-blanco-negro domina sobre el resto, y variedad técnica del original que da lugar al cartel, desde el óleo, el grabado y el collage hasta el diseño gráfico, la fotografía y la escultura. Tal diversidad confiere a la cartelería de la Feria del Toro de San Fermín un «sello distintivo y muy personal».

Como curiosidades de la muestra, además del inédito cartel de 2020, existen «pequeños tesoros» como un boceto de Agustín Ibarrola para el cartel de 1974, «más reivindicativo que festivo», con referencias al Guernica de Picasso y a la lucha obrera, que fue desestimado por la Comisión Taurina.

O la correspondencia mantenida entre Ignacio Cía y el pintor irlandés Francis Bacon, «uno de los grandes nombres del arte del siglo XX», para encargarle el cartel del año siguiente, que incluye una carta manuscrita de este último.

La exposición ‘El arte al servicio de la fiesta. La Casa de Misericordia y el cartel de la Feria del Toro (1959 – 2022)’ «reivindica la dimensión cultural de los Sanfermines en un espacio céntrico».

El Palacio del Condestable va a acoger en las próximas semanas dentro de su programación expositiva varias muestras que giran en torno a los Sanfermines, que «se complementan y establecen un sugerente diálogo entre sí para que el público pueda reflexionar sobre distintas perspectivas de las fiestas».

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.