Comptos detecta irregularidades y fraccionamientos ilegales de contratos en Cadreita

Comptos pide al Ayuntamiento que cumpla la Ley Foral de Contratos y “respete en la contratación administrativa los principios de transparencia, publicidad y concurrencia”.

La Cámara de Comptos ha publicado el informe sobre el Ayuntamiento de Cadreita. Además de la cuenta general de 2021, el informe analiza el cumplimiento de legalidad del Ayuntamiento en dos materias: personal y contratación administrativa.

Analizada la cuenta general, la Cámara de Comptos dice que expresa la imagen fiel del patrimonio, la situación financiera y la liquidación presupuestaria, aunque se citan algunas salvedades: un préstamo incorrectamente contabilizado y la falta de un inventario de bienes.

Incumplimientos en contratación administrativa

Respecto a legalidad, el informe ha detectado incumplimientos, especialmente en contratación administrativa.

La Cámara de Comptos ha analizado, entre otros, el contrato de la gestión del polideportivo, el servicio de limpieza viaria y el mantenimiento y revisión de la red de agua. Todos han sido adjudicados a la misma empresa, incluso algunos que no tienen que ver con su razón social. Hay incumplimientos derivados de laprohibición de fraccionamiento, habiendo eludido los principios de concurrencia, publicidad y adecuada adjudicación por el procedimiento correspondiente. Además, el Ayuntamiento abonó a la empresa 30.000 euros por mantenimiento de parques y jardines sin que el servicio se haya licitado ni exista contrato. En 2022 se volvieron a pagar 58.000 euros por el mismo concepto.

El informe pide al Ayuntamiento que cumpla la Ley Foral de Contratos Públicos y respete en la contratación administrativa los principios de transparencia, publicidad y concurrencia.

Las cuentas

En 2021, el Ayuntamiento de Cadreita gastó 2,9 millones e ingresó tres millones. Los gastos corrientes en bienes y servicios sumaron 1,5 millones, las inversiones 593.000 euros y los gastos de personal 578.000 euros. En cuanto a ingresos, las transferencias corrientes sumaron un millón, los impuestos directos 587.000 euros y los pasivos financieros (préstamos)450.000 euros.

Al finalizar el ejercicio, el Ayuntamiento tuvo un ahorro neto de 175.000 euros y un remanente de tesorería negativo en 139.000 euros. La deuda viva subió un 9 por ciento respecto al anterior ejercicio, situándose en 1,1 millones.

En definitiva, los indicadores económico-financieros muestran incremento de la deuda y un elevado remanente de tesorería negativo que deberá ser financiado

Publicidad

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.