Comienza la construcción del tablero del viaducto de Marcilla para el TAV

Obras de construcción del TAV

Forma parte del tramo Villafranca-Peralta de la futura línea de alta velocidad Zaragoza-Pamplona-Y vasca, a su paso por Navarra

Adif Alta Velocidad (Adif AV) ha iniciado la construcción del tablero del viaducto de Marcilla, que forma parte del tramo Villafranca-Peralta de la futura línea de alta velocidad Zaragoza-Pamplona-Y vasca, a su paso por Navarra.

El viaducto cuenta con una longitud de 854,8 metros y se apoya sobre diecisiete pilas y dos estribos para salvar el cruce de la nueva infraestructura con otras ya existentes: la línea de ferrocarril convencional y las carreteras NA-660 y NA-128, además de la salida de la autopista.

El tablero del viaducto es la plataforma superior del mismo, que se apoya en las pilas de la estructura y sobre el que se instalará la vía de alta velocidad, según ha informado Adif.

En el caso del viaducto de Marcilla, su tablero se completará con el izado e instalación de 70 vigas con un peso medio de 160 toneladas. Se instalarán sobre pilas cuya altura media alcanza los 10 metros, con luces de 48,8 metros.

Este viaducto constituye una de las principales estructuras del tramo Villafranca-Peralta de la futura línea de alta velocidad Zaragoza-Pamplona-Y vasca, que cuenta con 5,3 kilómetros de longitud y discurre por los términos municipales de Villafranca y Marcilla.

Entre el resto de las estructuras de este tramo figuran la pérgola que salva la autopista AP-15, de 153 metros de longitud, y el viaducto sobre el río Aragón, de 546 metros y en el que el pasado mes de octubre también se inició la construcción de su tablero.

La línea de alta velocidad Zaragoza-Pamplona-Y vasca forma a su vez parte del Corredor Cantábrico-Mediterráneo y se ha proyectado para vía doble de alta velocidad.

Adif AV tiene encomendada la ejecución del trayecto comprendido entre Castejón (enlace con el trayecto Zaragoza-Logroño) y Pamplona, en el que se integra el tramo Villafranca-Peralta. Cabe recordar que las obras de construcción del corredor navarro de alta velocidad es materia de competencia exclusiva de la Administración General del Estado.

El corredor ferroviario, a su paso por Navarra, está estructurado en cinco tramos: el tramo Castejón-Villafranca, cuyas obras de plataforma, ya finalizadas, fueron ejecutadas por el Gobierno de Navarra; el tramo Villafranca-Olite, que se divide en dos subtramos, uno de los cuales está en obras y otro finalizado; el tramo Olite-Tafalla, actualmente en ejecución y que también se subdivide en dos subtramos (incluido el subtramo Tafalla sur-Tafalla); y los tramos Tafalla-Campanas y Campanas-Esquiroz, pendientes ambos de la redacción del proyecto de construcción.

Además, cuenta con un subtramo de enlace con el tramo Zaragoza-Logroño en Castejón, actualmente en fase de redacción.

Estas actuaciones contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como es el número 9, que tiene entre sus metas fomentar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad, y el número 15, que persigue la protección, restablecimiento y promoción del uso sostenible de los ecosistemas terrestres.

Podrá ser cofinanciado por el Mecanismo ‘Conectar Europa’ de la Unión Europea (CEF).

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.