Comienza el proceso para la redacción del plan estratégico de accesibilidad integral de Pamplona 2022-2026

El Ayuntamiento adjudica los trabajos a las empresas Suma Urban Sustainability Consultants y Arbuniés y Lekunberri Asociados

PAMPLONA, 13 (EUROPA PRESS)

Pamplona ha dado inicio este lunes al proceso para tener un nuevo plan estratégico de accesibilidad integral de la ciudad que sustituya al anterior (databa de 2001) y que se elaborará en tres fases de manera «participada» y que se extenderá de 2022 a 2016.

La Junta de Gobierno Local del Consistorio ha adjudicado conjuntamente a las empresas Suma Urban Sustainability Consultants y Arbuniés y Lekunberi Asociados los trabajos de redacción del documento. El plan contempla la realización de un diagnóstico del estado actual, el diseño de propuestas y medidas de actuación a partir de las herramientas y la metodología adecuada para llevarlas a cabo y, finalmente, una estrategia de implantación en la que se contemplarán acciones para involucrar al conjunto de la sociedad. Todo el proceso, en sus sucesivas fases, tendrá carácter participativo.

Así lo ha dado a conocer este lunes en rueda de prensa el concejal de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Pamplona, Fermín Alonso, que ha indicado en su intervención que la capital navarra «ha estado siempre a la vanguardia de la inclusión de los colectivos con discapacidad», y fue «pionera» en la elaboración del plan de 2001, que «ha servido como guía para alcanzar la integración de las personas con discapacidad».

«Pese a que Pamplona es un ejemplo para muchas ciudades, es importante dar un paso más», ha señalado, tras añadir que esta actualización es «imprescindible, no solo por la obligación legal» que impone la ley foral 12/2018, de 14 de junio, de Accesibilidad Universal, «sino porque ha habido una evolución de la normativa y criterios de aplicación, y porque la ciudad se está transformando rápidamente impulsada por distintas estrategias relacionadas con la sostenibilidad y la competitividad urbanas».

«Estas políticas deben integrar también a las personas con discapacidad, para que no queden al margen, ni mucho menos se vean perjudicadas por esta transición hacia la sostenibilidad urbana», ha remarcado Alonso, tras subrayar que «con la futura implantación del plan, Pamplona dará un nuevo paso en esta dirección, para atender todas las formas de diversidad funcional, sensorial e intelectual destacando, tanto la accesibilidad universal en los espacios públicos y los edificios municipales, como la transformación en materia de accesibilidad desde la innovación en todos los ámbitos de relación entre la administración municipal y la ciudadanía».

Alonso, que ha apuntado que no es un plan «de Administración sino de ciudad», ha apostado por que Pamplona pueda «ser disfrutada» por todos sus ciudadanos, «sean cuales sean sus circunstancias funcionales y el motivo de esas circunstancias, ya sean permanentes o coyunturales».

Para ello, se actuará adaptando el conjunto de servicios y de herramientas tecnológicas y digitales, realizando la ampliación de servicios y oferta cultural, educativa, deportiva, de ocio y comercial, y abordando «todos aquellos cambios encaminados a igualar en derechos y deberes a las personas que presentan cualquier tipo de dificultad en su interacción con el medio físico y digital y en sus relaciones con la administración municipal».

UN PLAN «ESTRATÉGICO» Y CON «VOCACIÓN INTEGRAL»

Según Alonso, se trata de un plan «de carácter estratégico, con vocación integral», que «quiere acoger las necesidades tanto de las personas con dificultades funcionales permanentes, como las coyunturales que se presentan en diferentes etapas de la vida (ancianidad, infancia, maternidad…) de cara a lograr la plena inclusión de todos los colectivos».

Contempla también acciones de comunicación a la ciudadanía y agentes sociales, para incrementar la sensibilización del conjunto de la sociedad en este ámbito a largo plazo.

El principal elemento sobre el que se va a trabajar es el entorno urbano y edificado, aunque será necesaria la implicación de otras áreas ya que el plan también contempla la digitalización del entorno, las relaciones entre la administración y la ciudadanía, y el conjunto de servicios que ofrece el Ayuntamiento.

Esta tarea «transversal» de la institución está incardinada en la Estrategia 2030-Agenda Urbana de Pamplona, ya que la accesibilidad universal «es clave en cualquier plan ‘de ciudad’ a largo plazo que busque el desarrollo urbano equilibrado, sostenible, competitivo e integrado». Esta Estrategia, a su vez, responde a la contribución de Pamplona a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

TRES FASES DE TRABAJO «PARTICIPADO»

El plan contempla varias fases y, en todas ellas, estarán presentes la participación y la comunicación pública. La primera fase, de diagnóstico, se extenderá hasta después del verano y buscará, por un lado, identificar los grupos de interés «claves» en este ámbito que trabajan en diversidad funcional, personas mayores, sector económico y educativo (‘sociograma’). También se invitará a participar a los colectivos de los barrios y a los diversos órganos de participación ya establecidos, como el consejo municipal de personas mayores.

Por otro lado, se definirán los ámbitos y elementos concretos a evaluar: vías y espacios públicos, mobiliario, transporte, edificios municipales, servicios, plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida, normativa vigente, etc.

A partir de estas tareas previas de identificación, se concretarán en fichas todos los elementos diagnosticados de los distintos ámbitos, especificando sus «posibles carencias y necesidades de adaptación a las nuevas normativas», para llegar «a alcanzar la accesibilidad universal en todos ellos a partir de la aplicación de medidas correctoras que deben definirse en la fase posterior».

En una segunda fase, que comenzará en el mes de octubre y se extenderá hasta el mes de enero de 2023, se diseñarán las medidas o propuestas de actuación y, en este proceso, también se involucrará a la ciudadanía y agentes sociales mediante herramientas como encuestas-web y jornadas de participación. Se difundirán sus contenidos a través de diversos elementos y vías de comunicación.

Finalmente, entre los meses de febrero y abril de 2023, se definirá el plan de acción para implementar las medidas definidas en la fase anterior y contrastadas con los agentes de participación del Plan.

Para ello, se desarrollarán reuniones técnicas a nivel municipal para establecer las estrategias y la programación concreta de implantación entre 2022 y 2026, categorizar las prioridades, identificar a las áreas municipales responsables de cada medida a ejecutar y establecer los presupuestos necesarios para llevarlas a cabo cada año.

La propuesta adjudicada contempla, además, el establecimiento de indicadores de control, un programa de seguimiento y el diseño de herramientas para la actualización permanente del plan final, de forma que Pamplona «mantenga en los próximos años el objetivo de mantenerse en la vanguardia de la accesibilidad universal y la inclusión».

El proceso participativo y el «esfuerzo de comunicación» contribuirán, a su vez, a «involucrar a la ciudadanía y a los agentes sociales en lograr el disfrute efectivo de todas las personas que la habitan y que la visitan, de una administración municipal y de una ciudad plenamente inclusivas».

Busca más información…

Publicidad

[adrotate banner=»15″]

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*