COCEMFE lanza una campaña para visibilizar y reclamar «un reconocimiento pleno» de la discapacidad orgánica

PAMPLONA, 2 (EUROPA PRESS)

Bajo el lema ‘Toca que nos vean’, COCEMFE Navarra (federación de asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica), quiere visibilizar la discapacidad orgánica y criticar «las diferentes discriminaciones a las que tienen que hacer frente las personas con este tipo de discapacidad en su día a día». Para ello, y en colaboración con la confederación estatal COCEMFE, ha lanzado la campaña ‘Invisibles’, que incluye un video promocional, un decálogo de reivindicaciones y diferentes testimonios.

«Invisibles es cómo nos sentimos muchas personas con discapacidad orgánica en nuestro día a día: en la consulta médica, en el trabajo, en el colegio, en el tiempo libre…, condicionando y mucho nuestra participación en la sociedad. Con esta campaña queremos hacer visible lo invisible y reclamar un reconocimiento pleno de este tipo de discapacidad tanto a nivel oficial como social, porque existimos y porque no somos invisibles», explica en una nota Cristina Mondragón, presidenta de COCEMFE Navarra.

La discapacidad orgánica está provocada por la pérdida de funcional de algunos órganos y sistemas, como es el caso de las personas con problemas hepáticos, renales, fibromialgia, fibrosis quística, chron…, «siendo la segunda discapacidad más frecuente en Navarra con el 21,3% de los casos, según el plan de discapacidad del Gobierno foral».

Un grupo social que «se enfrenta a limitaciones e incapacidades en su vida diaria y requiere de una atención sanitaria continua con síntomas como dolor, fatiga…». «Y a todo esto añadimos una invisibilidad a nivel oficial y social y falta de empatía, porque como el dolor o las limitaciones no se ven a simple vista parece que no existen, pero existen», destaca Mondragón.

Esta falta de conocimiento «impacta en su atención sociosanitaria, en mayores obstáculos laborales y formativos, en menores oportunidades de ocio, en un olvido por parte de las políticas sociales y en dificultades para obtener el certificado de discapacidad».

Es el caso de las personas con fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química crónica, explican desde la asociación FRIDA. «Aunque no se vean, están y limitan e incapacitan en nuestro día a día», indica su presidenta Maider Aguirre, quien destaca como principales problemas «la falta de formación de los profesionales sanitarios, la escasa investigación y la inexistente o inadecuada valoración de la discapacidad, dependencia e incapacidad laboral».

Una «invisibilidad» que perciben las personas con enfermedades renales y hepáticas, también quienes han sido trasplantadas. «Aunque no sea visible, seguimos siendo vulnerables en todos los aspectos (social, económica, emocionalmente, etc.), ya que la enfermedad está latente, sufrimos constantes recaídas y estamos más expuestos a ser excluidos socialmente y laboralmente», explica Manuel Arellano, presidente de ALCER Navarra, asociación navarra de enfermedades renales. En este sentido, el reconocimiento de la discapacidad orgánica para este colectivo «es vital para garantizar aspectos de nuestra vida social y sanitaria y mantener la mejor calidad de vida posible».

«Lo que no se ve no existe, pero existimos y estamos muy presentes», destacan desde ANADI, Asociación Navarra de Diabetes, enfermedad que «pasa desapercibida». «Aparentemente no tienes nada y para muchas personas todavía se trata de un poco de azúcar, sin tener en cuenta que está presente en nuestro día a día, en cada actividad que realizamos. Esto provoca una menor empatía, que sobre todo hace mella en los pacientes más pequeños», explica su presidente Juantxo Remon, quien aboga por «un acceso en igualdad de condiciones a la atención sociosanitaria»

La Asociación Navarra contra la Fibrosis Quistica también ve necesario «un mayor esfuerzo de concienciación» para «avanzar hacia la igualdad de oportunidades», ya que «una apariencia sana a ojos de los demás no evita los problemas a nivel médico, personal, académico, laboral…».

Desde ACCU Navarra añaden que «a ver cómo explicas que no puedes salir de casa un día, te coges la baja o necesitas un puesto de trabajo cercano al baño por una problemática que no se ve», una «incomprensión» que deriva en «mayores obstáculos personales y laborales» para las personas con Crhon y enfermedades afines.

Ante esta situación, COCEMFE Navarra ha llamado a «garantizar los derechos de este grupo social y conseguir su participación activa en la sociedad». Esto pasaría, a juicio de la entidad, por «el compromiso de las administraciones y de la sociedad para eliminar estas barreras, mejorar el acceso a los servicios sociosanitarios y lograr espacios más accesibles», además del «reconocimiento oficial de esta discapacidad».

Club Hipico

Busca más información…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.