Casi el 30% de los navarros tiene problemas económicos añadidos provocados por la pandemia

El 29,1% de los navarros tiene problemas económicos añadidos provocados por la pandemia, según los datos de la encuesta sobre el impacto de la Covid-19 en los hogares del Instituto de Estadística de Navarra del segundo trimestre de 2021.

Los gastos que más dificultades presentan son los suministros (agua, luz, gas…), donde el 8,7% manifiesta tener dificultades para pagarlos, seguidos del pago del alquiler y la manutención cotidiana con un 6,6% y un 5% respectivamente.

Asimismo, del total de las personas ocupadas por cuenta ajena que han sido encuestadas, un 37,3% ha visto modificada su actividad laboral o profesional.

La principal causa de estas variaciones ha sido pasar a combinar teletrabajo con trabajo presencial (12,3%), seguida de haber encontrado o haber cambiado de trabajo (10,4%) y, en menor medida, estar en situación de ERTE (7,3%). En cuanto a las personas encuestadas que trabajan como autónomas, el 59,5% de ellas declaran que han visto disminuir su volumen de trabajo.

Por su parte, el teletrabajo se va afianzando en la actividad laboral. El 18,3% de las personas ocupadas por cuenta ajena encuestadas declaran estar teletrabajando a jornada completa o compatibilizándola con el trabajo presencial. Este porcentaje disminuye hasta el 6,5% en el caso de las personas que trabajan como autónomas.

Por otra parte, se incrementa el porcentaje de las personas que declaran conseguir desconectar de su trabajo ‘en menor medida que antes’ de la pandemia hasta el 56,7%, frente al 40,6% del trimestre anterior.

Las diferencias por sexo muestran que las mujeres tienen mayor dificultad para desconectar del trabajo en las condiciones actuales. Así, el 42,9% de los hombres declara ‘desconectar en menor medida’ frente al 68,8% de las mujeres.

Respecto a la jornada laboral, disminuye hasta el 56,2% las personas que realizando teletrabajo ha aumentado su jornada laboral, trabajando mucho mas o algo más que antes durante este segundo trimestre de 2021, frente al 66,5% del trimestre anterior. Las diferencias por sexo muestran que son más las mujeres que han aumentado sus horas de trabajo (60,7%) que los hombres (51,2%).

Asimismo, más la mitad de las personas ocupadas (51,9%) declaran mantener en su centro de trabajo el nivel de empleo en los últimos tres meses.

TIEMPO DESTINADO A LAS TAREAS DEL HOGAR

Por otro lado, la crisis sanitaria ha influido en la gestión del tiempo y en el empleo del mismo. De este modo, el 27,8% de las personas encuestadas declara que, tras el decreto del estado de alarma, ha aumentado el tiempo que dedica a atender asuntos personales o familiares.

Respecto a las tareas del hogar, el 19,5% de los encuestados ha aumentado la frecuencia con la que realiza dichas tareas, el 3,8% las realiza con menor frecuencia y el 76,7% no ha modificado sus hábitos tras la declaración del estado de alarma.

En cuanto a las actividades fuera del hogar, casi el 50% de las personas encuestadas han cambiado la frecuencia con la que realizan actividades deportivas y de ocio fuera de su hogar. El 36,4% declara que realiza estas tareas con menor frecuencia que antes, mientras que el 12,6% la ha aumentado.

Busca más información…

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.